La salud de Aguirre

No, aunque muchos lo estáis deseando, no voy a hacer bromitas con el estado de salud de Esperanza Aguirre. Este post es más bien para denunciar las políticas de contratación de los nuevos hospitales de la Comunidad de Madrid, de propiedad pública pero con gestión privada en todos los casos.

Baste con este testimonio para hacerse una idea de cómo está el percal:

“¿Cómo voy yo a saber, si a alguien le han operado de lo que sea, en qué planta del hospital tiene que ingresar? Si te equivocas en eso, luego te caen unas broncas, te dicen: ¿por qué has metido a este ahí? ¡Yo que sé, si es que somos auxiliares administrativas! ¿Quién soy yo para tomar esas decisiones? A veces te llama el jefe de todo el hospital y te dice: tienes que meter a este [paciente] aquí, busca una cama. Y dices: pero si es que no hay. Y te dice: ¡pues tienes que buscarla y apañártelas como sea! Y ¿quién soy yo para apañármelas, para tener que pelearme a veces buscando camas?

Por lo que me están pagando, yo no creo que esas sean mis funciones. Ayer [día festivo] me tocó trabajar, y llamó al servicio el jefe de un área del hospital para decirnos que buscásemos camas para la gente que estaba en su área en pos-operatorio, porque ellos seguían operando, y había que dejar espacio para la gente que salía del quirófano. Yo le dije: ¿y dónde quieres que los meta? Me contestó: tú verás. Así que dejé el recado para las que venían al turno siguiente, yo no sé dónde les meterían.”

Podéis leer la noticia completa en Abusos Patronales.

Leer más...

"El desarrollo por el que trabajamos es imposible"

La siempre interesante visión de José Luis Sampedro sobre la viabilidad, y las crisis, del modo de vida occidental.

Leer más...

Humor | Sospechosos habituales

Leer más...

Gadafi: Greatest Hits

Aunque acaba de decir que "jamás" abandonará su país y que morirá "en él "como un mártir", lo cierto es que el esperpéntico líder de Libia tiene los días contados. Porque ya sabéis que las revoluciones son como las Pringles y los mariquitas: cuando haces 'pop'...

Sin embargo la trayectoria de Gaddafi tiene momentos demasiado kafkianos para ser olvidados. Aquí tenéis diez de sus hits que quizá no encontréis en la prensa:

1942. El pequeño Muamar al Gadafi nace en el desierto que rodea la ciudad de Sirte, por entonces colonia italiana. Como su familia, pasa su juventud viviendo como los beduinos, hasta que se interesa en el panarabismo y, de la mano de Nasser, estudia derecho y completa su formación en Reino Unido.

1969. Con solo 27 años, accede al poder tras derrocar militarmente al rey Idris. Se coloca al frente de la revolución cultural, que él mismo formulará, y asegura absoluta neutralidad en materia internacional.

1983. Comienza a financiar a numerosos grupos terroristas árabes. Tan solo les exige que, de un modo u otro, muestren su oposición a la política imperialista norteamericana. El autoproclamado "Hermano Líder" asume la autoría de casi todos los atentados en el extranjero y es demonizado en Occidente, aunque se sabe que muchos de ellos fueron orquestados por los servicios secretos de otros países, como Siria.

1986. Reagan, cansado de las amenazas, atentados y desvaríos de Gadafi, bombardea Libia. En los ataques solo mueren 60 civiles, una de ellas hija adoptiva del dictador. El mundo se estremece ante la seguramente iracunda reacción del 'Hermano Líder', pero éste se sosiega al comprobar lo vulnerable que es ante la máquina de guerra yankee.



1986. Gadafi ordena el asesinato de los ciudadanos estadounidenses Martin S. McFly y Emmet L. Brown en Hill Valley, California. Al parecer, el doctor Brown había robado plutonio a miembros de un grupo terrorista libios y estos actuaron en venganza. No obstante, Gadafi nunca fue juzgado por estas muertes, ya que Brown y McFly pudieron restaurar su existencia a base de viajes temporales en un coche tuneado ex profeso.


1995.Coincidiendo con su giro pacifista, Gadafi empieza a alternar el uniforme militar, que lo tiene en todos los colores, con trajes típicos del norte de África. El planeta descubre entonces otra nueva excentricidad del mandatario: fuentes de su gabinete aseguran que se puede cambiar de ropa hasta diez veces al día.

2003. Al-Saadi al-Gaddafi, uno de los hijos del dictador, debuta con el Perugia como futbolista en la Serie A italiana. La idea principal es que el jugador fuese a la Juventus, equipo controlado en un 8% por un consorcio libio, pero finalmente le derivaron a un equipo de menor nivel para que pudiese "ganarse un puesto". Poco pudo hacer ya que, tras su primer partido, dio positivo por nandrolona en un control antidopaje.


2007. Comienza su periplo económico por Europa y lo hace a su manera: viaja con una enorme jaima portátil que instala exactamente donde le sale del pito. Lo mismo le dan unos jardines históricos que un bosque vallado. Con él va un séquito de 300 personas, 200 de ellas amazonas vírgenes que conforman su guardia personal. Aparte, Gadafi exige varias suites de lujo en hoteles cercanos y dos condiciones innegociables: un gran televisor de plasma y conexión vía satélite con las televisiones de lengua árabe.2008. Occidente accede a las insistentes peticiones e invita a Gadafi a una reunión del G8. Allí propone otra de sus 'grandes' ideas: fusionar los estados de Israel y Palestina en uno solo llamado "Isratina". Al obtener negativas de ambos bandos, Gadafi les llama "imbéciles sin visión de futuro".

2009. Un incidente con la jaima siembra en pánico en Libia. A través de Wikileaks pudimos saber que, cuando el gobierno estadounidense prohibió a Gadafi instalar su palacete en Nueva York, este se pilló un cabreo de espanto. Tanto que llegó a deshacer un trato por el cual se comprometía a 'limpiar' su país de uranio enriquecido. Con el cargamento preparado para viajar y un avión ruso a punto de recogerlo, Gadafi impidió su aterrizaje y el material radioactivo quedó varado durante un mes en unas condiciones de conservación deficientes. El embajador de Estados Unidos en la zona, Gene Cretz, envió varios cables incendiados a Estados Unidos avisando de un posible "desastre medioambiental", que finalmente no llegó a suceder.

Pero, para una mejor composición global del personaje, nada mejor que este vídeo en el que el mismo dictador explica brevemente su vida.

Leer más...

Humor | Los dueños de Internet

Leer más...

Humor | Su golpe de Estado

Leer más...

"Sigue tu propia veta"

Ayer mismo charlaba con un amigo sobre la conveniencia de educar a los jóvenes según sus propias capacidades. Recordábamos que, en nuestros tiempos mozos, tuvimos que estudiar muchas materias que odiábamos y que actualmente hemos olvidado. Se mire por donde se mire es tiempo perdido de nuestra educación.

En el colegio aprendimos a hacer integrales, perspectivas isométricas y a formular químicamente muchos compuestos... ¿para qué? Para nada. Jamás utilizaré esos conocimientos en mi vida profesional, y compadezco a cualquier empresario que siquiera meditase ponerme al frente de algún proyecto técnico.

Mi amigo lo resumía mucho mejor:

"Verás, si hay un niño que saca sobresaliente en dibujo artístico y suspenso en matemáticas, un padre normal optará por ponerle un profesor particular que le enseñe números, cuando lo ideal sería potenciar su faceta artística para ver hasta dónde puede llegar".
En esta línea de razonamiento se clasifica el extracto de entrevista con Isaac Asimov, en 1988. El escritor, ya hace 23 años, tenía claros dos conceptos que estamos comenzando a asumir: que las redes de información lo han cambiado todo y que el primero de esos cambios será educativo. Ahora, con más motivo que nunca, debemos hacer nuestra aquella vieja estrofa de Pink Floyd que decía: "Hey, teacher, leave the kids alone".

Leer más...

Humor | El bótox va por dentro

Leer más...

Humor | Talante para Contador

Leer más...

'Curveball' mintió: tan sencillo como eso

Rafid Ahmed Alwan al-Janabi (el de la foto), alias 'Curveball' para los servicios secretos americanos y alemanes, ha admitido hoy a The Guardian que se "inventó" las historias sobre las armas bioquímicas de Saddam Hussein.

Como ex ingeniero -y actual traidor- del régimen iraquí, los testimonios de 'Curveball' fueron determinantes a la hora de tomar medidas contra Saddam, ya que provenían del mismísimo corazón del 'Eje del Mal'. Rafid Ahmed relató historias ficticias sobre "armas bioquímicas móviles y laboratorios clandestinos" a los agentes de la CIA y del Abwehr alemán con un solo objetivo: hacer caer el gobierno de Bagdad.

"Quería ver a Saddam juzgado", explica 'Curveball', expulsado del régimen iraquí en 1995, "tenía un problema con ese gobierno, así que ve inventé esas historias. Podían ser ciertas o no, pero tenía la oportunidad de dinamitar todo aquello con mis palabras. Mi familia y yo estamos orgullosos de lo que hice, porque dimos a Iraq un margen para obtener la democracia".

Él mintió y ellos se lo creyeron, tan sencillo como suena. Que dos de las mayores agencias de inteligencia del planeta no tuviesen medios para comprobar el discurso de un ingeniero resentido es otro cantar. Interesaba tumbar a Saddam a cualquier precio y más de un millón de vidas perdidas no es un precio demasiado alto.

De nuevo nos encontramos con el mal endémico del líder político: la irresponsabilidad. Mentir, o su eufemismo 'equivocarse', sigue saliendo gratis. El mundo está manejado por unos tipos que miran antes por su reelección que por el bien común.

Uno puede estar absolutamente seguro de que existen armas de destrucción masiva en Iraq...

... para luego, ya a toro pasado, reconocer que se metió la pata. Sin disculpas oficiales, solicitud de perdón, atisbo de vergüenza ni repercusiones penales: basta con decir que no se fue "tan listo como otros, que ya sabían que no había armas".

¿Y qué más nos dan las vidas de un puñado de árabes paupérrimos, si viven en casas de adobe, comen basura y ni tan siquiera pueden acceder a internet para quejarse?

Leer más...

La entrevista de trabajo

Me hubiera gustado vivir los tiempos en los que la especialización laboral era solo una orientación, no un factor determinante. Hoy, si aspiras a una remuneración digna, has de garantizar que te has dedicado a una cosa muy concreta durante muchos años y que, de ninguna manera, las atribuciones del nuevo puesto van a suponer el más mínimo reto para tus capacidades.

Tengo familiares que cambiaron de sector sin despeinarse, que llegaron a la oficina el primer día sin tener ni puta idea de lo que iban a hacer allí. Preguntándome cómo fue su entrevista laboral me vino a la mente esta... es una opción, ¿no?

Leer más...

El puto cólico nefrítico

Querido cólico nefrítico:

Vaya por delante: eres un hijo de la gran puta.

Llegas sin avisar y, de un momento para otro, conviertes una plácida velada en el infierno del dolor. Como la visita de un amigo pesao de esos que se presentan sin avisar, solo que además de dar la turra se folla a tu perro y te quema la casa.

Ayer nos conocimos pero he de confesarte, maldito cabrón, que ya estaba preparado. Internet es un medio óptimo para los testimonios personales y, por si acaso, recabé información de primera mano de algunos amigos afectados. Así que cuando te oí llegar ya llevaba yo una buscapina encima. Dicen que es un dolor más intenso que un parto o una rotura de huesos y doy fe de que, aún forradito de calmantes, conseguiste joderme la noche.

La fiesta empezó pasada la medianoche. Súbitamente, punzada en el costado. Cambio de postura. Dolor sordo. Sudores. Cambio de postura. Ganas de vomitar. Me levanto. Punzada. Más dolor. Vuelta a la cama encogido.

Y de repente, nada. Tranquilidad. Me toco: no duele. Me seco el sudor. Bebo un poco de agua. Me incorporo.

Parece que ya pasó.

Me relajo y trato de dormir, es muy tarde. Regresa una ligera molestia a la espalda. Cambio de postura. No mejora. El dolor va in crescendo. ¿Cómo una piedrecita de un milímetro puede joder tanto? Cada vez me duele más.

Intranquilidad.

Se ve que el cólico ha doblegado a la buscapina y sigue conquistando territorio. ¿Me tomo otra pastillita? "Hay que tener mucho cuidado con los calmantes", recuerdo a mi madre decir. Los cojones, ella con este dolor se habría tomado seis en una tortilla francesa. Así que le envío un segundo torpedo a la piedrecita. Tardará en llegar, así que me sujeto bien las rodillas y muerdo la almohada. The waiting is the hardest part.

Son las cinco de la mañana y estoy peor que nunca; qué puto malnacido. ¿Cómo puede doler tanto con dos calmantes en el cuerpo? No para de crecer en intensidad y me entra el pánico. ¿Aguantaré hasta el efecto de la buscapina? Me viene a la mente una opción que me dieron: meterse en la bañera con agua caliente. La descarto solo por no tener que desvestirme, por no tener que levantar las piernas y estirar el tronco.

La otra opción es Urgencias. Allí, por lo visto, tienen inyecciones mágicas. Pero no. Tendría que despertar a alguien para que me acercase y no es plan de alarmar al personal. Además, que en los hospitales son muy de "dejarte en observación". Ni de coña. Es mi riñón, es mi piedra y es mi dolor: habrá que joderse.

Empieza a amanecer y con el sol llega la segunda unidad de buscapina. Las puñaladas remiten, aunque parece que me hayan estado pateando el costado toda la noche. Me conformo. Cojo el móvil y trato de distraerme mientras me repito que lo peor ya ha pasado. Consigo levantarme y subo la persiana. Me embriaga una oleada de optimismo y estoy a punto de hacerme el desayuno. Lo medito: ni de coña, en dos minutos el café acabará en el váter, previo paso por mi estómago.

Me animo a mear, por si sale la puta piedrecita. No. Bufff. Lo que sí sale es sangre, mucha sangre. Si no hubiese leído que es normal ya me habría desmayado. Qué sensación de estar muy enfermo, cuando hace unas horas estaba tan ricamente de cañas. Vuelta a la cama. Me da asco, está empapada de sudor.

Me siento en el escritorio y enciendo el ordenador. Reparo en que no he dormido un minuto, pero no me importa: solo me preocupa que no regrese el dolor.

Intuyo que todo ha pasado. Han sido seis horas terribles, y me dan escalofríos solo de pensar cómo habría sido la experiencia sin un calmante a mano.

Madre mía. Me hubiera arrancado el riñón a mordiscos. Siempre lo he dicho:drogarse es bueno y, si te duele, además es necesario.

Ahora queda lo peor, la incertidumbre. Mientras el milímetro de roca campe a sus anchas por el aparato urinario la espada de Damócles penderá sobre mí.

¿Y si me vuelve a pasar hoy? Pues que regrese, pero yo me voy a casa de mi madre por si acaso.

Leer más...

Los homenajes de Kill Bill

Casi todas las referencias, y autorreferencias, de Tarantino's Kill Bill.

Leer más...

El PP y el empleo

Que el PSOE no está gobernando con la mínima lucidez lo sabe cualquiera, pero sería conveniente echarle un ojo a la oposición antes de lanzarse a votar...

PD: "Cuanta más vida tengas, mucho mejor"... Creo que Rajoy es el líder político más triste que he visto en mi vida.


Via | Escolar.net

Leer más...

Fútbol Pellico XIV: Studio Rumble

Ni más ni menos que cinco pellicos nos reunimos ayer para traeros la decimocuarta entrega de Fútbol Pellico, vuestro podcast balompédico y subnormalito en internet. Es nuestro récord de colaboradores y podemos decir que, esta vez sí, la técnica no nos fue una putita esquiva.

A nuestro equipo habitual de tertulianos se han sumado Taladro Juncal y Fer, dos veteranos del bar que nos ayudaron a explicar cómo está la liga (perdida para el Madrid) y la situación del Atleti (muy jodida en cualquier caso).

Además tenemos un especial sobre futbolistas con bigote, un ránking con los mejores entrenadores de los últimos quince años y una visita virtual a Anfield, que tendrá mucha historia, pero no lo cambiábamos por Los Pajaritos.

Esperamos que os guste. Nosotros nos reímos un rato, que es lo importante.

Leer más...