La salud de Aguirre

No, aunque muchos lo estáis deseando, no voy a hacer bromitas con el estado de salud de Esperanza Aguirre. Este post es más bien para denunciar las políticas de contratación de los nuevos hospitales de la Comunidad de Madrid, de propiedad pública pero con gestión privada en todos los casos.

Baste con este testimonio para hacerse una idea de cómo está el percal:

“¿Cómo voy yo a saber, si a alguien le han operado de lo que sea, en qué planta del hospital tiene que ingresar? Si te equivocas en eso, luego te caen unas broncas, te dicen: ¿por qué has metido a este ahí? ¡Yo que sé, si es que somos auxiliares administrativas! ¿Quién soy yo para tomar esas decisiones? A veces te llama el jefe de todo el hospital y te dice: tienes que meter a este [paciente] aquí, busca una cama. Y dices: pero si es que no hay. Y te dice: ¡pues tienes que buscarla y apañártelas como sea! Y ¿quién soy yo para apañármelas, para tener que pelearme a veces buscando camas?

Por lo que me están pagando, yo no creo que esas sean mis funciones. Ayer [día festivo] me tocó trabajar, y llamó al servicio el jefe de un área del hospital para decirnos que buscásemos camas para la gente que estaba en su área en pos-operatorio, porque ellos seguían operando, y había que dejar espacio para la gente que salía del quirófano. Yo le dije: ¿y dónde quieres que los meta? Me contestó: tú verás. Así que dejé el recado para las que venían al turno siguiente, yo no sé dónde les meterían.”

Podéis leer la noticia completa en Abusos Patronales.