Nuevos ingenios que no me interesan

Si hace unos años nos hubieran preguntado cómo viviríamos en 2011 habríamos hecho referencia a cientos de avances tecnológicos encaminados a hacernos la vida más sencilla. Y, omitiendo el sangrante asunto de los coches voladores, la verdad es que cada día nos enganchamos a más aparatitos que cubren necesidades que antes no teníamos.

Pero hasta los geeks rechazamos algunos avances de la técnica. Estos son algunos de los que figuran en mi lista de "inventos gilipollescos".

1.- Las 3D domésticas

No niego que tenga interés ver en el cine alguna película en 3D pero... ¿de verdad queremos esta tecnología en casa? El actual formato de emisión supone un trabajo extra para los ojos y la corteza cerebral lo que produce, en pocas horas, dolor de cabeza y confusión. Hoy son solo películas y videojuegos, pero mañana llegarán los informativos, los programas basura, la publicidad... yo, ante la tesitura de un tipo vendiéndome el detergente en mi puta cara, me quedo con las viejas dos dimensiones.

2.- Los plasmas
Voy a decirlo, aún a riesgo de que los integristas del plasma se me tiren al cuello: las pantallas planas, en su gran mayoría, se ven como el culo. No es culpa suya, sino de la resolución en la que se emite, pero a mi se me cae el alma a los pies cuando llega una escena oscura y todo se llena de píxeles errantes.

Entre la alta resolución y otra más baja pero más armónica, prefiero la segunda.

3.- El ejercicio con la consola
Nadie que tenga un poco de amor propio debería aceptarse bailando o haciendo abdominales delante del televisor. Básicamente porque no cuesta nada reunir a unos amigos para echar un partido o tomarse unas copas en una discoteca. No soy yo garante de las relaciones sociales y la vida pública, pero valoro mi equilibrio mental. Jugad con la consola, corred por la calle y bailad donde os salga de las narices, no todo en el salón.


4.- El iPad
No puede hacer nada que no haga el iPhone 4 -tienen el mismo procesador-, pero no funciona como teléfono. La única diferencia es que el iPad tiene una pantalla más grande, lo que a efectos prácticos cuesta 500 euros: el iPhone 4 lo regalan, mientras que el iPad más barato sale por 488 euros. Si calculamos la diferencia de pulgadas entre productos (3,5 para el iPhone y 9,7 para el iPad) y lo dividimos por el precio, nos sale a 78 pavos la pulgada adicional.

5.- El 'cloud computing'
Creo que el futuro pasará por esta nueva forma de procesar la información, pero llevamos dos o tres años teorizando sin pasar a la práctica. Según El País, el 88% de los informáticos prevén incluirla en sus rutinas de trabajo, si bien nadie dice cuándo. En estas circunstancias, lo suyo sería seguir trabajando con el procesamiento local, como siempre, y esperar a que la coyuntura favorezca el 'cloud computing'. Mientras, darle más vueltas al asunto es innecesario.

3 comentarios:

kremaster dijo...

Dios me libre de defender a Steve Jobs pero sacaría el iPad de tu lista. Fui muy crítico con el aparato pero el parecido con un iphone es como el de un huevo a una castaña...a pesar de que no tengo iPhone.
Como dice un buen amigo al iPad le pasa lo que al microondas en su momento, realmente no hacía nada que no hicieran ya otros aparatos de la cocina. ¿Dónde está el valor?, en la experiencia de uso, la portabilidad, lo que supone como plataforma de juegos, sacar a los ordenadores el componente informático que los hace ásperos para muchas personas... Te recomiendo el análisisi que hice en mi blog...y que como soy un poco vago no voy a enlazar por si me llamas spamer.

El cloud computing creo que ya ha despegado pero no somos conscientes de ello. Prueba a subir una "iso" de windows a Dropbox y ya verás lo que pasa...pues que no la sube si no que usa la copia de otro tipo que la subió antes y la vincula.

Respecto a los plamas, al 3D y los juego de movimiento no te discuto nada, aunque te diré que "Origen" en una Sony FullLED de zonas negras nada de nada.

Ahí queda eso, que con la mitad de lo que comento me había hecho un post en mi blog ;)

Guyb dijo...

¡Feliz año Alvaro!

No le niego experiencia de uso, ni portabilidad ni juegos. Solo digo que todo eso lo tiene el iPhone 4 por mucho menos dinero. Este terminal, además de compartir procesador, le dobla la RAM a la tableta.

Sí estoy de acuerdo en el "componente áspero" que le evita a un determinado tipo de usuario, en el que no nos encontramos tú y yo ni de lejos.

Para mí es un juguetito muy caro.

Como también es muy caro tener un equipo de vídeo decente. Quizá no me expresé bien, me refería a que los plasmas de gama media y baja se suelen ver muy mal. Mucha gente cambió sus Trinitron de tubo por un Woxter de nosecuantísimas pulgadas y se está hinchado a ver píxeles y zonas congeladas de las que el refresco de pantalla se olvidó...

PD: He tratado de leer tu reseña del iPad, pero no encuentro tu archivo ¡¡!!

kremaster dijo...

aquí va el enlace al análisis de iPad http://kremaster.blogspot.com/2010/07/mi-experiencia-con-ipad-despues-de-una.html

Ánimo!