Estos desmanes míos

De nuevo regreso para pedir disculpas a la siempre sagaz audiencia de dehesabee y dehesarama. Os tengo abandonados, pero puedo explicarme: primero fue el Mundial (¡que lo ganamos, hostias!), luego un nuevo ordenador, más tarde el podcast y ahora mi regreso al horario de oficinista.

Tal cúmulo de circunstancias y que, como dice mi madre, "nací cansao", han dejado el blog como el discurso del PP: vacío de contenido.

En fin, que volvemos al día a día.

Gracias por aguantar.