Al final la calidad no costaba tanto

Os alertaba el verano pasado del inicio de las hostilidades entre los peces gordos de Promarca y las marcas blancas. Por entonces los asociados de Promarca lanzaron una gran campaña recordando que sus productos eran más caros porque tenían más calidad, y que no se podía rebajar lo uno sin perder en lo otro.

Un mes después os mostraba mis dudas sobre la transparencia de Promarca. Me escamaba el hecho de que una web respaldada por empresas del tamaño de Leche Pascual, Danone o El Corte Inglés estuviese perpetuamente "en construcción".

Ha pasado medio año y las cosas han cambiado. No la web de Promarca, que sigue "actualizando los contenidos", pero sí la estrategia comercial. Estos días podéis ver en diversos medios anuncios de Leche Pascual proclamando a los cuatro vientos que "ha mejorado su precio" e informando que, en general, todos los productos de Promarca tienen un 30% de descuento.

Visto que no han logrado parar el crecimiento de las marca blancas han decidido competir por el precio, dejando entrever que han tomado una de estas tres decisiones:

a) Han rebajado los precios a costa de la calidad para luchar contra los pequeños.

b) Admiten que nos engañaron y que sí podían vender más barato.

c) Se están cagando en las leyes de competencia vendiendo bajo coste.

Esto es, a tenor de sus comunicaciones, Promarca nos vende mierda, o nos engaña o compite deslealmente. No hay otra expliación posible.

Y os ruego que lo tengáis en cuenta en el supermercado.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno.. eso es relativo.. Si el sector primario también baja los precios (porque el secundario y la situación económica obligan), tenemos una 4ª explicación y bastante legítima.

Claro que ni tú quieres pensar bien de ellos, ni ellos se lo merecen...

Guyb dijo...

Estas marcas tienen sus propios sectores primarios. De hecho Leche Pascual asegura tener sus propias vacas pastando en sus prados ideales a una temperatura más que óptima. El precio de partida lo fijan ellos.

Da igual, en cualquier caso ellos decían que el producto no se podía abaratar más. Y supongo que una empresa no comunica esto sin haberse cerciorado de que es imposible una renegociación con los ganaderos, ¿no?

Anónimo dijo...

Algunas tendrán sus propias vacas, lo que no quiere decir que tengan su propio pienso, ni que no hayan podido reducir costes en los ganaderos. En cualquier caso, no es una defensa de Promarca... está claro que cualquier rebaja de precio no proviene del primer eslabón de la cadena, sino del último, en el que ahorrarte una aceituna, puede suponer millones de beneficios.