Ibiza: crónicas desatendidas (y III)

* AVISO: El autor era, y sigue siendo, un completo ignorante en términos de cultura ibicenca. Por lo tanto, este artículo está dirigido a aquellos que están en una situación similar. Los lectores más versados quizá no encuentren información nueva y sí muchas obviedades, por lo que pido perdón por adelantado.

No olvidéis leer | Ibiza: crónicas desatendidas (I)
Y mucho menos | Ibiza: crónicas desatendidas (II)

Y diréis vosotros: ¿qué carajo de crónica es ésta? ¿Cuándo se habla de Ibiza, la playa y las discotecas? Pues ahora, que no tenéis paciencia.

La ciudad de Ibiza fue fundada por los fenicios en el siglo VII, aunque de aquéllos solo queda su vocación comercial. Y es que allí todo, absolutamente todo, está concebido para sacar euros al turista. La industria hostelera ha tendido una gigantesca trampa para ratones al amparo del: "Estás en Ibiza, ¿qué esperabas?". Pues pizzas a 16 euros, platos de spaguetti por lo que te costaría un saco de ellos y copitas a precio de tinta de impresora. No me estoy refiriendo a locales exclusivos a pie de playa con cortinas que flamean con la brisa nocturna, antorchas y pijerío internacional, no. Cada maldito barucho del interior, tasca, terracita o tienda de chinos (¡las hay!) se cree con el derecho de tratarte como si fueses retrasado y, si te quejas, ya sabes lo que toca: "¿Estás en Ibiza, ¿qué esperabas?"

La máxima expresión es el casco antiguo, una suerte de Abismo de Helm de la hostelería, desprovisto de cualquier atractivo cultural a golpe de mesa con velitas. De este modo el interés se reduce a llegar hasta la Catedral de Eivissa, situada a una altura sobre el nivel del mar que haría descojonarse al propio Contador. Eso sí, por la noche el rocío humedece los adoquines y el descenso se convierte en un deporte de riesgo. Probadlo borrachos y en chanclas, risas aseguradas.
Pero quizá lo que más atraiga al turista sean las playas de la isla. Ups, perdón, qué digo playas... ¡las calitas! La diferencia entre ambos términos es que la cala es más pequeña y a menudo has de bañarte entre rocas. Qué más da, estás en Ibiza y tienes que ir de calitas. Hay infinidad de ellas, y están clasificadas según perversión: las hay para nudistas, para italianos, para gayers, para perroflas... seas como seas, hay una calita para ti.

Las reconoceréis con facilidad, porque son como un desierto con mar, guiris en pelotas y el clásico chiringuito. El agua está clarísima y múltiples líneas de autobús nutren de bañistas las calas más conocidas, lo que hace posible moverse por ellas sin pisar la arena, simplemente brincando de cabeza en cabeza.

Si os va el rollo "he encontrado una calita desierta donde solo hay un cangrejo" tendréis que moveros en coche, escrutando carreteras que harían vomitar a una cabra en busca de un paraíso privado. También hay muchas posibilidades de tener que aparcarlo bajo un sol de justicia, pero esto no tiene por qué ser una desventaja: si dejáis dentro un gato callejero, a la hora de comer podréis disfutar de un sabroso asado.

Por nada del mundo desperdiciéis la oportunidad de rondar a las impresionantes mozas que pueblan aquellos parajes. A buen seguro sabrán apreciar tu bronceado y tono muscular made in internet, y terminarán por invitarte a un paseo en su yate. Ah, ¿no lo sabías? Ellas odian a los cachas, de hecho piensan que son todos maricones. Por este motivo siempre se las ve con ellos, porque les tienen como confesores. A ti en cambio te ven como un producto exótico, les fascina el modo varonil en el que nadas a estilo perrito y apenas pueden resistirse al toque de sofisticación que te da la pulsera del todo incluido del hotel.

Y por fin llegamos al momento culmen, cuando os lo cuento todo sobre las discos ibicencas. Apuntad: entrada media de 50 euros que no incluye copa, colas en la puerta de horas y consumiciones a 18 pavos.

Esto es Ibiza. ¿Y qué esperábais?

Leer más...

Ibiza: crónicas desatendidas (II)

* AVISO: El autor era, y sigue siendo, un completo ignorante en términos de cultura ibicenca. Por lo tanto, este artículo está dirigido a aquellos que están en una situación similar. Los lectores más versados quizá no encuentren información nueva y sí muchas obviedades, por lo que pido perdón por adelantado.

No olvidéis leer | Ibiza: crónicas desatendidas (I)

Como os decía, comer y beber en San Antonio sale económico. Paseando por sus calles se repite la pauta discoteca-restaurante-hotel-bar y vuelta a empezar, así que nunca se debe arrojar la toalla, porque siempre hay un mejor precio por la misma calidad. Un detalle encantador es la oferta de los supermercados, plagados de productos que, en el mejor de los casos, aguantaron un par de años en el mercado español. Y es que recuperar el Dr. Peeper, las Príncipe de Beckelaer de nata o el chicle en tubo no tiene precio. Algunos abren 24 horas y venden lo más barato posible, así que hacerse con una botella de agua helada y una porción de sandía se convierte en un ritual al regresar al hotel... por menos de dos euros.
La oferta gastronómica no destaca por su calidad, pero sí por su variedad. Platos españoles, ingleses, chinos, turcos, italianos e hindúes conviven en armonía para deleite del paladar sajón. Eso sí, escoger restaurante tiene menos emoción que unas elecciones en Venezuela, porque todos tienen lo mismo y lo cocinan exactamente igual. Pequeños detalles como el grosor de las pizzas o la marca de las patatas congeladas marcan la diferencia, así que lo mejor es guiarse por el emplazamiento y los precios. No es mala idea tomarse una Coca Cosa a media mañana y contemplar a los ingleses zampándose una tostada, una salchica y alubias sepultadas bajo medio kilo de mantequilla, porque es un espectáculo. Digo medio kilo y, de verdad, creo que exagero muy poco.

Considerad una ventaja el aire acondicionado, porque la mayoría de los hosteleros apuestan por la terracita en detrimento del interior, que lleva pidiendo una remodelación desde la década de los 60.
Y qué mencionar del libertinaje ibicenco. Dejaos guiar por esta máxima: si hay agua, hay tetas. Cualquier piscina, por pequeña y familiar que sea, es susceptible de presentar su pequeño catálogo de implantes mamarios. Las hay de todos los colores: operadas, grandes, pequeñas, morenas... No os preocupéis al respecto, os váis a hinchar a ver muchachas -y muchachos, me temo- casi como vinieron al mundo. En el fondo es un problema, porque da nosequé dirigirse a alguien de esa guisa, y uno trata absurdamente de mantener la mirada lo más alta posible. El fenómeno está tan extendido que muchas lo han extrapolado al resto de situaciones, de forma que no es raro encontrarse topleseras en el paseo marítimo, en un chiringuito o en una pequeña porción de césped.

Sin lugar a dudas, al poco os dejará de importar ver pechos al aire, y esto es lo peor que le puede pasar a un hombre.
Continuará...

Leer más...

Ibiza: crónicas desatendidas (I)

* AVISO: El autor era, y sigue siendo, un completo ignorante en términos de cultura ibicenca. Por lo tanto, este artículo está dirigido a aquellos que están en una situación similar. Los lectores más versados quizá no encuentren información nueva y sí muchas obviedades, por lo que pido perdón por adelantado.


Lo reconozco: soy uno de esos tipos que piensan en sol, tetas y droga cuando escuchan la palabra 'Ibiza'. Por eso según aterricé en la isla parpadeé cual poseso: quería tener las lentillas impolutas para no perder detalle pezonil alguno. Lo primero que sorprende es lo birrioso del aeropuerto. Se supone que un lugar que acoge tal afluencia de turistas, y al que solo se puede llegar por avión, debería cargar las tintas en este aspecto, ¿no? Pues nada, tres pistas, una terminal y un solo garito alimenticio. Eso sí, uno sabe que ha llegado a Ibiza al captar el olor a marihuana nada más salir del aeroport, amén de los gratuitos locales.
Aún sin conocer más me atrevo a recomendaros el pueblo de San Antonio para emplazar el cuartel general. Vaya por delante que es una colonia británica, con carteles en inglés y gastronomía ad hoc. Y éste es precisamente el origen de las virtudes del pueblo. Los british no vienen a hacer dispendios, sino a utilizar hoteles cutres para copular entre ellos. Así, en San Antonio comer y beber es barato, mucho más que Madrid, y los locales se esfuerzan en retenerte por allí. A saber: piscinas de todos los hoteles abiertas al público, trato exquisito al cliente, botellas de Absolut a 9 euros... y una eficaz estación de autobuses que te lleva a cualquier parte de la isla en 30 minutos.
De la actitud de los ingleses da fe el conductor que nos trajo del aeropuerto: "En llegar a San Antonio tardaremos 15 minutos, pero en atravesar la calle principal a estas horas (madrugada) nos demoraremos mucho más". Efectivamente, riadas de paliduchos alcoholizados hacen suya la calzada al caer el sol, y el tránsito motorizado se complica. Es un mal menor, porque su elevadísimo consumo tira por el suelo el precio de los cubatas.

Hay que estar hecho de un pasta especial para compartir barra con la grada joven de Anfield, por eso una parte del paseo marítimo está enfocada al turista nacional. Me refiero a la zona donde se ubica el conocido Café del Mar, meca del chill out que gobierna Ibiza. Suena como darle un Lexatin a la música de las palomitas, y más vale acostumbrarse, porque no te libras ni en las piscinas. A doscientos metros está Villa Mercedes, un viejo caserón remozado a base de buen gusto -y un par de milloncetes-. Después de tanto chunda chunda y vodka con Red Bull me pareció un oasis, con música en directo, sofases y combinados en atractivos colores. En las dos horas que estuve por allí, un tipo interpretó en acústico todo el All this time de Sting, seguramente entre mis cinco discos preferidos. Tan atento estuve que, entre cóctel y cóctel, casi me meo encima.

No os quiero engañar: tomarse una copita en esta villa es lo más caro que se puede hacer en San Antonio, pero al que se arrepienta estoy dispuesto a devolverle el dinero.
Continuará...

Leer más...

La farsa de Oso Parrillas

Desde que vi por primera vez El último superviviente tenía una obsesión: comentar la jugada con Ardilla. Es un viejo amigo con querencia por las armas, la supervivencia y todo lo que sea susceptible de explotar sobre alguien. Por eso, después de años comprando vídeos importados a través de infames revistas, creí que Ardilla estaría encantado por disponer, en la televisión nacional, de un espacio así.

Toda mi ilusión se desvaneció al leer sus primeras declaraciones sobre Bear Grylls (rebautizado como 'Oso Parrillas' por Ardilla) a través de Feisbuk:

"Hijo de la grandísima puta, todas la niñas humedeciendo sus braguitas al verte y resulta que eres una maricona. Que no te pille yo en la La Pedriza, que te arranco la cabeza y me hago un cubata con tu sangre."

No, El último superviviente (Man vs. Wild in english) no era de su agrado. Para sostener su crítica aporta dos vídeos. En el primero puede verse el voluminoso equipo que le acompaña en sus 'aventuras' trabajando tal y como lo haría si estuviesen rodando cualquier formato de ficción, arneses y efectos ópticos incluidos.


El segundo demuestra que nuestro querido Oso Parrillas dramatiza ciertamente sus hazañas, y que no siempre está perdido en mitad de la naturaleza como asegura.


Hay muchos otros aspectos oscuros en el currículum de Grylls. Al parecer su adiestramiento en los SAS (Special Air Service) británicos fue de tan solo 18 meses, y sus ex compañeros no tienen clara la versión que ha contado ante las cámaras. Le han crecido además los enanos en la blogosfera, y muchas cabeceras se cuestionan la necesidad de beber orina cuando te deshidratas o lo adecuado de utilizar la propia ropa para elaborar una trampa.

En fin Ardilla, que desilusión.

Leer más...

El PP huye hacia adelante

Comunica el PP via Feisbuk:

"Esteban G. Pons ha colgado un comunicado que han realizado desde al Partido Popular para denunciar la campaña de desprestigio y ataque a la que se está sometiendo al Partido desde algunos medios de comunicación y a través del uso ilegítimo de los medios del Estado. Pásate, léelo y pásalo.... Gracias ; )"

Lee el comunicado íntegro (risas o enfado garantizado).

"Campaña de desprestigio" dice González Pons, también conocido el Shangri-La del corrupto. Gracias a esta locución creen los populares que no necesitan rebatir unas acusaciones que, poco a poco, van refrendando los Tribunales.

Lo del "uso ilegítimo de los medios del Estado" me tiene muy intrigado. ¿Se referirán a Telemadrid? ¿Acaso han olvidado el uso que le dieron a TVE durante el Aznarato?

Con todo, no llego a comprender es cuál es la táctica del PP. Desde Escolar y soitu.es creen que la formación de Rajoy está procastrinizando, esto es, dedicándose a otras materias cuando tiene muchas explicaciones que dar. Quizá mantienen a Camps bajo la alfombra porque, ilusamente, esperan a que el verano aplaque tormentas como la de Gürtel.

Porque es de ilusos creer que los medios de PRISA, una vez han olido la sangre, les vayan a soltar la yugular.

Leer más...

Man, i love this shit

Teniendo rojasdirectas, seriesyonkis y peliculasonline solo encuentro un motivo para encender el televisor: El diario de Patricia. Me encanta el cásting, y disfruto aún más imaginando cómo serán los tipos de producción, de seguro un buen tropel de malnacidos que desayuna cerebros de bebés sietemesinos. Entre ellos ha de existir una elite de rastreadores, de individuos capaces de detectar, en una breve conversación telefónica, esa mezcla de analfabetismo, miseria, drama y humor que nutre al vástago de Gaztañaga.

Acto seguido echan la víctima a los perros, se descojonan y duermen como angelotes.

Por su humor especial brindo hoy.

Leer más...

Yes, we jarl

Leslie Nielsen meets Chiquito en la próxima Spanish Movie, en sus cines el próximo otoño...

Leer más...

Nuestra realidad

Trabajo en la Plaza de la Lealtad y, cada mañana desde hace meses, tengo que fumar entre protestas. Al parecer la plaza, entre la Bolsa y el Prado, ofrece comodidades a la muchedumbre embravecida, que se deja habitualmente caer por aquí para poner los puntos sobre las íes al empresario de turno. Trabajadores de ABC, de Samsung, sindicatos por la sanidad pública... hasta el intocable hotel Ritz paga esta semana el precio social de sus despidos.

Siempre que me encuentro con una nueva manifa les pregunto de qué va la bola, y la respuesta es tan trágica como desalentadora: no tienen con qué alimentar a sus familias. La mayoría se martiriza pensando en qué hizo mal, por qué se van a la calle y otros compañeros no. Son gente cuyo único delito consiste en haber aparecido en el E.R.E. que toca. Lo sorprendente es que esta injustica, aún cercana y recurrente, apenas conmueve al ciudadano; estamos más que hechos a esta sociedad deshumanizada donde prima el sálvese quien pueda y el horizonte está delimitado por las vacaciones de verano.

Se trata de una hipermetropía social que únicamente nos permite ver y opinar sobre lo lejano. Solo así se puede explicar que, con la que está cayendo, se vean opiniones como la de Pablo López sobre el futuro laboral de David Villa. Ojo, que no quiero caer en la demagogia de "se pagan 97 millones por fulanito y en África pasan hambre". Simplemente me parece asombroso que se reclame un trato especial para un trabajador que renovó- voluntariamente y al alza, of course- su contrato el año pasado. No es culpa de Pablo López, ni mucho menos. Es una historia vieja. El conflicto laboral de Villa supone el paradigma de una sociedad que vive, cada vez más, a través de los medios.

De unos medios que escriben para nosotros, pero no sobre nosotros. No lo olvidéis.

Leer más...

Despidos masivos


Via | BoliBicBloc

Leer más...

El embrión de Pepe

Escribe en Marca.com Javier Estepa, un chaval estupendo con tanta sabiduría como humildad. Estos días se ha liado la manta a la cabeza y ha creado Leyendas de fútbol, una serie de artículos que relata el devenir biográfico de las grandes de este deporte.

Para la anotación sobre Lottar Mathaüs, Javi ha rescatado un vídeo de las semifinales de la Copa de Europa de 1987 que no tiene precio. En él puede verse a un jovencito Mattahaüs compartiendo incidente con Juanito.

El 'malogrado' Juanito, adjetivo tan recurrido en los 80 que llegué a confundirlo con su nombre real. "Mira, Malogrado Juanito en la tele", dije en algún momento de mi infancia, convirtiendo automáticamente la frase en una coña familiar. (Hay que tener en cuenta que yo entiendo por "mi infancia" el periodo comprendido desde que nací hasta ayer, cuando fui capaz de aguantar 30 segundos el Listerine).

Visto con perspectiva, si Juanito malogró su carrera al morir, ¿podría ser aprovechado un sinónimo de vivo y activo? Se me ocurre un titular "El aprovechadísimo Maldini se retira a los 41 años" y sé que alguno torcería el morro.

Recomiendo el visionado de la pieza (20'') en cuatro ocasiones, prestando atención a:

a) A Chendo cambiando de estrategia tras el pisotón de Juanito. Lentamente baja la mano sobre el muslo y, como por inspiración espontánea, presagia que le va a doler al pisar.
b) A Juanito llegando como un poseso y descargando un potente combo de hostias sobre el alemán. El embrión de Pepe. Después de transitarle el lomo le debe decir: "Yo a ti te destruyo. ¿Me oyes? ¡Te destruyo!"
c) A Sanchís haciendo buena la más pura acepción del modismo 'patada de ladrón' mientras su cabeza delata satisfacción al pisar hueso.
d) Al señor referee arrimando cebolleta a Juanito. Llegados a un punto no se sabe si se intentar colar en la fila de una felación masiva o si más bien trata de orientar la embestida del malacitano hacia sus cuartos traseros. (Y ojito a esa mano izquierda loca, cerca del final).

Leer más...

Hay gente pa tó

"Va un tipo borracho por la calle y se cruza con una monja. El individuo se queda mirándola y arremete contra ella. Despues de estar cinco minutos dándole hostias y con la monja demacrada en el suelo, se detiene y dice:

- Me decepcionas, Batman."

Extraído de Los cien peores chistes sobre Batman.

Leer más...

Bizarros tiempos

Hoy he reservado un hotel en toibiza.com, el vuelo de ida (Vueling) en atrapalo.com y el de vuelta (Easyjet) en edreams.com. Y todo para un mismo viaje.

Leer más...

Lo que no interesa de los toros

Ésta es una de esas imágenes que no se ven en la crónica de una corrida de toros. Aunque la imagen por si misma tenga más 'arte' que todos los matadores de la historia juntos, EFE decidió no ofrecérsela a los medios.

El ambiente, la plaza y la tradición española: vedlo como queráis, pero mientras este espectáculo continúe siendo legal en nuestro país, seguiremos abanderando las repúblicas bananeras de Europa.
Si me permitís una sugerencia, pinchad sobre la imagen para verla en alta resolución. Es impresionante.

Vía | Enfoque diferencial

Leer más...

Las fontaneras de dios

Recibo por correo:

Un día como ayer, pero de mil ochocientos cuarenta y siete, se autorizaba la creación (merced a una especialísima dispensa del Obispo de Andalucía) del Cuerpo de Pajilleras del Hospicio de San Juan de Dios, de Málaga.

Las pajilleras de caridad (como se las empezó a denominar en toda la Península) eran mujeres que, sin importar su aspecto físico o edad, prestaban consuelo con maniobras de masturbación a los numerosos soldados heridos en las batallas de la reciente Guerra de Sucesión Española.

La primigenia autora de tan peculiar idea, había sido la Hermana Sor Ethel Sifuentes, una religiosa de cuarenta y cinco años que cumplía funciones de enfermera en el ya mencionado Hospicio de San Juan de Dios. Sor Ethel había notado el mal talante, la ansiedad y la atmósfera saturada de testosterona en el pabellón de heridos del hospital. Decidió entonces poner manos a la obra y comenzó junto a algunas hermanas a “pajillear” a los robustos y viriles soldados sin hacer distingos de grado. Desde entonces, tanto a soldados como a oficiales, les tocaba su “pajilla” diaria.

Los resultados fueron inmediatos. El clima emocional cambió radicalmente en el pabellón y los temperamentales hombres de armas volvieron a departir cortésmente entre sí, aún cuando en muchos casos, hubiesen militado en bandos opuestos.


Al núcleo fundacional de hermanitas pajilleras se sumaron voluntarias seculares, atraídas por el deseo de prestar tan abnegado servicio. A estas voluntarias, se les impuso (a fin de resguardar el pudor y las buenas costumbres) el uso estricto de un uniforme: una holgada hopalanda que ocultaba las formas femeniles y un velo de lino que embozaba el rostro. El éxito rotundo se tradujo en la proliferación de diversos cuerpos de pajilleras por todo el territorio nacional, agrupadas bajo distintas asociaciones y modalidades.

Surgieron de esta suerte, el Cuerpo de Pajilleras de La Reina, Las Pajilleras del Socorro de Huelva, Las Esclavas de la Pajilla del Corazón de María y ya entrado el siglo XX, las Pajilleras de la Pasionaria que tanto auxilio habrían de brindarle a las tropas de la República.

En América latina, rara vez ajena a las modas metropolitanas, las pajilleras tuvieron también sus momentos de gloria. Durante la guerra civil mexicana, grandísimos auxilios brindaron a las tropas de todos los bandos, las Hermanas de la Consolación, organización laica (aunque cercana a la Iglesia) que ofrecieron la fatiga de sus muñecas para calmar los viriles ímpetus.

Estas hermanitas recibieron pronto distintos y soeces apelativos, fruto del inagotable ingenio popular, tales como las mami-chingonas o las ordeñamecos. De México la costumbre pasó a las Antillas, en donde tuvieron particular éxito las sobagüevo dominicanas, todas ellas matronas sexagenarias que habían elegido ocupar sus tardes en esta peculiar forma de servicio social. El último lugar en América donde hicieron fortuna estas abnegadas damas, fue el Brasil.

Leer más...

Historia real

"El viernes tuve la cena de empresa y ayer, sin saber cómo, me desperté en la cama de mis padres".

Un amigo cuyos padres estaban en casa.

Leer más...

For your information

No os diré quién me envía estas fotos, pero a alguno os pueden resultar interesantes. ¿Reconocéis al sujeto?

Leer más...

Akinator sabe... lo que ve en la tele

Dice Zarpitas que existe en la red un tipo de nombre Akinator, y que es capaz de adivinar cualquier personaje que estemos pensando en solo 20 preguntas. Que a él le ha adivinado desde el cerdo Ulong hasta Escipión el Africano ¿Será verdad? Vamos a probar al autoproclamado "Genio de la Web" a tres niveles.

-Nivel fácil-
Vamos a tratar de ponérselo en bandeja para comenzar; estoy pensando en John Major, ex primer ministro de Reino Unido.

  • Hasta la pregunta 13 no me pregunta si es político. Eso sí, tiene gran interés en saber si es deportista, lo ha preguntado dos veces.
  • En la 18 me pregunta si es inglés, y en la 19 si participó en la Segunda Guerra Mundial...
Akinator piensa en... Tony Blair. No majo, me das un laborista cuando te he pedido un conservador. Lo que ha 'adivinado' es porque yo se lo he dicho, y se la ha jugado con Blair a lo loco. En la lista de opciones salen personajes de Lost, Salman Rushdie y Sherlock Holmes, pero ni rastro del discípulo de la Thatcher.

-Nivel medio-
Según veo, el programa descarta opciones con cada respuesta, y, si no acierta, el usuario puede enriquecer la base de datos con la respuesta correcta. Ponderando lo alto que anda el frikómetro por la red, le propongo un personaje sencillo pero del mundo de la literatura, siempre ajeno al internauta. Estoy pensando en el célebre John Dos Passos, autor de Manhattan Transfer y El paralelo 42.
  • La pregunta 4 me desconcierta: "¿Su personaje ya murió una vez?". Desde luego amigo, y no le ha dado por repetir la experiencia.
  • Para la cuestión 12 ya ha descartado muchas nacionalidades y profesiones, pero no tiene ni idea.
  • De nuevo hace blanco en la 13: "¿Su personaje es un escritor?" Bien, pero le quedan siete.
  • Por lo que dice, sospecho que se debate entre Asimov, Capote y Bukowski, pero vamos a ver qué responde...
Akinator piensa en... Truman Capote. El genio ha fallado, y lo malo es que Dos Passos ni siquiera sale en la lista de posibilidades que da. Sí salen Salinger, Kennedy Toole o Kerouac, directamente emparentados con el internetero de sucio gallumbo.

-Nivel difícil-
Me hago a la idea de que Akinator se guía en exceso por la cultura televisiva y que su punto fuerte son los deportes. De este modo, y para dejarle con un buen sabor de boca, voy a proponer al mítico pivot de los Celtics Robert Parish, un jugador que disputó 21 campeonatos de la NBA. Nuestro genio ha tenido tiempo para enterarse de su existencia.
  • "¿Su personaje es de piel negra?" dice en la séptima.
  • Pregunta 11: "¿Su personaje padece una grave enfermedad?". Que desperdicio de pregunta, solo vale para descartar a Magic Johnson.
Akinator piensa en... Kareem Abdul Jabbar. ¡Nooooooooo! Ya me había preguntado si había salido en una película, en referencia a Aterriza como puedas (1980), pero ha seguido en sus trece.

Veredicto | Akinator es capaz de sacar a la luz cualquier personaje de Lost, Los Simpson o Dragon Ball, pero flaquea en aquellos que, aún famosísimos, no tienen actualmente repercusión televisiva. Como la base de datos se amplía con las aportaciones de los usuarios es de esperar que vaya ganando consistencia. De momento, ya conoce a Dos Passos, Major y Parish. Con todo, probar la aplicación merece la pena, porque sí es cierto que logra sorprenderte con algunas respuestas.

Leer más...

Cometió tres errores

En Hanging'em High (1976), un grupo de vaqueros comete dos errores con Eastwood: tratar de ahorcarle por robar ganado y dejarle escapar con vida una vez ultrajado. Más de andar por casa es el ejemplo del joven Gregory McCalium, natural de Oxford. Hace unos días celebró una fiesta en su casa a base de pelucas, matasuegras y vodka como para matar a la familia de Yeltsin. La imagen de la derecha, extraída de Facebook, da fe de la naturaleza del evento. También debieron hacer un poquito de ruido, ya que la policía fue la encargada de poner fin a los fastos.

Furioso y contrariado, Greg buscó a los responsables de la denuncia. Y lo único que se le ocurrió fue acusar a su vecino Frank Corti, un jubilado de aspecto pacífico y sonrisa bonachona. Ni corto ni perezoso, McCalium se presentó en casa de su vecino portando un cuchillo y con ganas de impartir justicia. Cometió tres errores a la vez: acusar injustamente a Corti, irrumpir en su casa con un arma y no informarse del pasado de su contrincante.

Si lo hubiese hecho, Greg quizá se lo habría pensado un poco mejor antes de enfrentarse a un ex campeón de boxeo junior. Porque, a pesar de sus 72 años, Corti es un tipo que puede remapearte la cara con dos ganchos de derecha, Greg...

Leer más...

"Datos que, ciertamente, conmueven"

Zarpitas nos remite via mail una cagada histórica de la televisión boliviana. Al parecer algún iluminado, quizá un empleado descontento, coló unas imágenes muy familiares para ilustrar la noticia del accidente aéreo de Air France... ¿reconocéis el material?

Leer más...