Dilbert, humor para oficinistas (XII)*

'Dilbert', año 2009

*tira escogida por los internautas como la mejor de Dilbert.com

Leer más...

Porque sí que da

"Si la gente se toma en serio las palabras del Papa, éste sería responsable de la muerte de miles de personas."
Richard Dawkins, always making friends .

Leer más...

Deconstruyendo la trama

¿Sabías que si ves de final a principio...

... la película 'Alien: el octavo pasajero', descubres que trata sobre un alienígena que va menguando hasta entrar en el pecho de uno de los protagonistas, calmando así a la tripulación, histérica porque el hombre no daba señales de vida?

... el bodrio de 'El misterioso caso de Benjamin Button' se torna más bodrio aún? De hecho deberían cambiarle el nombre por 'El misterioso caso de todas las personas que rodean a Benjamin Button'.

... cualquiera de las películas de Rambo observas que Sylvester Stallone pasa toda la cinta curando a los demás con sus propias manos? Es más, aprovecha su tiempo libre arreglando helicópteros a distancia... ¡con la única ayuda de un arco!

Podéis ver más películas al revés en Cibermitaños.com.

Leer más...

GM | ¿Por qué el cielo es azul?

Hoy en Grandes Misterios... ¡¡el color del cielo!! Sí, es una chorrada de magnitudes bíblicas, pero seguro que pocos podríais dar una descripción científicamente ajustada del fenómeno, ¿verdad?

Además así aprovecho para poneros un fragmento de El Mundo de Beakman, una de mis series preferidas de la infancia.

Leer más...

Bollywood ending, de Barvaron

Si os digo que la entrega de los Oscar nada tiene que ver con el talento cinematográfico no os descubro nada nuevo. Baste mencionar que Titanic, Gladiator y Crash obtuvieron el galardón a mejor película o que actrices del calibre de Penélope Cruz o Helen Hunt decoran su excusado con la dorada estatuilla.

Esta mañana, paseando por mis blogs de cabecera, he topado con un certero análisis de mi buen Martínez sobre el cariz geopolítico de los Oscar. Si no conocéis su blog, Barvaron, haríais bien en dejaros caer por el lugar; es un antro bizarro y personalísimo donde siempre se encuentra algo de interés.

Bollywood ending
por Martínez (barvaron.blogspot.com)

Así que "la mejor película del año". ¿Pero qué broma es esta, que diría Sara? Después de resistirme mucho, ayer fui a ver 'Slumdog Millionaire'. Sin entrar a valorar el producto sino su significación, diré que se confirma que el Oscar es ante todo un premio geopolítico.

El brillo de Tinseltown objetivado en la sacralizada y fálica estatuilla sirvió en los 50 y los 60 para paliar, en la arena de la cultura popular, el obstinado chauvinismo y las reticencias atlantistas del general De Gaulle y compensar la preeminencia del PCI en Italia. Estoy convencido de que Gramsci y Sophia Loren estarían de acuerdo conmigo. En torno a la imaginería del cine americano se forjó una suerte de ideología blanda que conformó el sustrato mental de dos generaciones de europeos. Sus consecuencias se pueden rastrear en toda la estética de la época. Es Jean Seberg repartiendo el 'Herald Tribune' en los Campos Elíseos y la banda sonora del jazzman Martial Solal en 'Al final de la escapada'. Y los maravillosos musicales de Jacques Demy. Godard luego se creería maoista, haría 'La chinoise' y recogería cámara en mano las manifas de París, pero el 'bicho' imperialista estaba dentro de él y de todo el 68. En Hollywood se inventaron eso del 'estilo europeo' para engordar el ego de los auteurs, y en apariencia adaptaron pautas de lo que se hacía en Francia y en Gran Bretaña, pero la asimilación sustancial fue en sentido inverso.

Ahora se repite la historia con la India. El subcontinente es una de las áreas clave del orden internacional que viene, asimilarlo resulta decisivo, y la cultura popular juega un papel determinante. En ese sentido, 'Slumdog Millionaire' funciona muy bien y en varios sentidos. De allí hacia Occidente, alimenta nuestro sentimiento de culpa recreando con brocha gorda la terrible realidad social de la India -es grave y debería hacernos reflexionar que una realidad se nos tenga que hacer presente a través de un melodrama efectista con 'Hollywood ending', o final feliz, incluido-. De acá para allá, los Oscar, aunque premien el trabajo de técnicos anglosajones, despiertan el orgullo de los indios occidentalizados y por las mismas refuerzan sus vínculos con Occidente. Entre tanto, una ecléctica estética indostaní inunda todo el mundo en forma de coreografías estilo Bollywood o protagonizando ferias de arte como Arco. Bienvenidos al viejo nuevo orden de Obamarrrr...

Leer más...

Estreno de 'El mundo dado la vuelta'

Desperté y al abrir los ojos vi que un rostro me observaba a menos de un palmo de mi cara. Tenía un semblante serio y clavaba fijamente en mí una mirada estrábica. “Soy judío”, dijo. No acostumbro yo a despertar desorientado pero en ese momento no tenía ni la más remota idea de donde estaba, que día era y, sobre todo, quien era el tipo aquel y cuanto tiempo llevaba observándome, por todo lo cual agradecí en parte que el susto inicial me hubiese estampado la nuca contra la pared facilitando de esa manera mi visión de conjunto. Tendría unos veinticinco años, traza de desequilibrado, un flequillo de los que no se ven por el mundo y debía ser efectivamente judío porque lucía en la camiseta una enorme estrella de David. “Que bien. Yo soy Luis”.

Señoras, señores, simpatizantes de Rosa Díez:

Me complace informaros que mañana, viernes 27 de marzo, tendrá lugar el esperadísimo estreno de El mundo dado la vuelta: The Flim. El documental, producido por las dementes neuronas de Yoluiso e Isra, será proyectado en la madrileña calle Joaquín María López, a la altura del número 46 (enlace directo a Google Maps).

Los dehesabitas veteranos ya conocéis parte de las desventuras de estos dos oligofrénicos a través de los reportes que fuimos publicando durante febrero de 2008, cuya versión íntegra puede encontrarse en El Mundo dado la vuelta: El blog. De aquel diamante literario derivó esta perla del audiovisual, calificada por José Luis Garci como: "la cosa más grande vista desde el porno en braille".

A continuación os dejo con un pequeño extracto de lo que os perderéis si mañana no estáis donde tenéis que estar.

Leer más...

A dios rogando...

Publicado el pasado 17 de marzo en el diario 20 Minutos.


Via | Si no es coma, punto es.

Leer más...

Mr. Frikor responde (I)

En este mundo hay gente pa tó. Hay gente que ve negocio en Marina D'or, otros que votan al PP y algunos que tienen hobbies extravagantes. En este último grupo se encuadra un elemento, de identidad desconocida, que afloró un lunes hace meses en mi correo. Confeso seguidor del blog y "fanático del deporte", el individuo comenzó a pasarme noticias con un ligero comentario para que las incluyese en dehesabee™ para después conformar una auténtica newsletter polideportiva solo para mis ojitos. Conoce detalles como que el Notts County es el equipo más viejo del mundo, que Maradona nunca ganó la Copa América o que el Sporting de Lisboa le endosó 16 al Hapoel Nicosia en la Recopa de 1964.

Rápidamente opté por bautizarlo como Mr. Frikor, apelativo que acogió con alborozo e hizo suyo. El paso definitivo para conseguir su objetivo, "tener mi propio encuentro digital en el blog", fue responder personalmente a los encuentros digitales de Santiago Segurola en Marca y Alfredo Relaño en As. El original formato y el atrevimiento (¡cambia los saludos tipo "Buenos días Santiago" por su propio nombre!) han terminado por convencerme.

Bien frikazo, aquí lo tienes. Todos los martes haré una selección con su refrito de respuestas y, por supuesto, si tenéis alguna pregunta podéis dejarla en los comentarios.

1) Mr. Frikor, ¿no crees que con el dinero de Cristiano Ronaldo se puede fichar a Villa, Silva y Albiol,y quizás hasta Mata? ¿No sería más rentable? David.
Naturalmente David, aunque sólo sea porque cuatro suman más que uno. Piensa que Villa y Silva son dos fijos en la selección campeona de Europa, mientras que Albiol y Mata están en la lista de futuribles (de hecho Mata ha vuelto hoy a la Selección). Y Cristiano es el mejor jugador del mundo, pero es solo uno.

2) Frikor, si te dieran a escoger actualmente, qué partido y de qué deporte escogerías?? Me explico: una final de la Champions Barça-Madrid, Manchester-Barça, final del Mundial España-Brasil, un Nadal-Federer, un Boston-Lakers.... es decir, el mejor partido del mejor deporte que se puede ver ahora mismo. Yo me quedaría con un España-Brasil de la final de un Mundial, incluso con un Rafa Nadal-Federer en la final de Wimbledon, por ejemplo (pero en este caso sería un poco trampa porque este partido ya se jugó, y fue el mejor de la historia). Gracias! Nano R.
Interesante cuestión, Nano. Creo que en fútbol nada me complacería más que una final de Copa del Mundo España-Brasil, como a todo hijo de vecino. No obstante, un Alí-Tyson con ambos en la cumbre o un Tour mano a mano entre Armstrong y Merckx también hubiesen sido la leche.

3) Encantado de saludarte, Frikor. Animado por la Eurocopa y frustrado por grandes jugadores que pasarán al olvido me gustaría plantearte si ¿Te animas a decidir una selección española histórica (sin usar a Di Stéfano o Puskas) y un banquillo de 4-5 jugadores? Gracias, es algo que siempre he querido preguntarte. Dravot.
Hmmm... vamos a ver. Casillas; Sergio Ramos, Hierro, Puyol y Sergi; Xavi, Iniesta, Míchel y Gento; Butragueño y Luis Suárez arriba. En el banco Arconada, Sanchís (hijo), Gordillo, Guardiola, Amancio y Villa. Quizá me deje alguno, (Valerón, Camacho, Goico, Martín Vázquez...) pero tengo claro que esta generación es la que ha sacado de la mediocridad a España.

4) Buenas tardes, me gustaría saber su opinión sobre uno de los jugadores de la jornada, Frederic Kanoute, el cual ha conseguido abrir un debate en Sevilla sobre quien es el mejor jugador de la historia de esta entidad, muchas gracias. Raynh.

Sin conocer en profundidad la historia del Sevilla me inclino a pensar que lo es. Es un delantero que domina todas las facetas del juego y siempre responde. Solo Van Nistelrooy y Forlán comparten esa visión integral del trabajo del punta.

5) Buenos días Sr. Relaño. Que me puede decir sobre Kubala. A mi abuelo se le ponían los ojos llorosos cuando hablaba de él, y no creo que fuera de tristeza. Siempre me decía que era el mejor de la historia. Muchas gracias. Jordi Pérez.

Kubala bosquejó lo que años más tarde Cruyff confirmaría: la querencia del Barcelona por los futbolistas más talentosos del mundo. Luego llegarían Neeskens, Maradona, Laudrup, Romario, Ronaldo, Ronaldinho... Desgraciadamente a Kubala solo le he visto grabado, y ni siquiera un partido completo. Puede ver un bonito homenaje que le brinda otro genio, Serrat, en este vídeo. A tu abuelo se le habría caído el moco.

6) Hola Frikor, me gustaría que me comentarás cuál sería tu mejor quinteto de la historia europea del baloncesto: De primeras me sale: Sabonis, Gasol, Petrovic y Djorjevic como base y muchas dudas sobre el alero. i7844528.

¡Qué complicado me lo pone! Acepto a Sabonis como mejor pívot de su lista, y quizá a Djordevic. Dudaría entre Gasol, Nowitzki y algún otro en el puesto de 4. Kukoc debería ser el alero titular y decididamente Bodiroga ha demostrado más que Petrovic. Illgauskas, Parker, Yannakis, Radja... por ahí irían los tiros.

7) Hola Frikor, ¿cómo ve al Milán de hoy en dia, y a dos de sus estrellas como Kaká y Ronaldinho??¿que puede estar pasando??¿sufren la crisis de los galacticos? gracias. Iceman.

Échele un ojo a la media de edad de la plantilla y tendrá su respuesta. Sus hombres clave (Maldini, Ronaldinho, Shevchenko, Seedorf, Nesta...) superan holgadamente la treintena, y los jóvenes (Pato, Pato y Pato) no pueden asomar la patita. Hay muchos galácticos, pero ninguno recuerda con nitidez su mejor momento de forma. Los de Ancelotti necesitan mucha chapa y pintura.

8) Hola Don Frikor. ¿No es Huntelaar un delantero tipo Hugo Sánchez, de ese corte? Huntelaar no te acaba de convencer y se que tienes al méxicano como un manual de instrucciones del remate. Para mi más o menos ofrecen lo mismo. Una caricia, gol. ¿Que no tiene Huntelaar que si tuvo Hugo que lo valoras más?Es un buen espejo. Saludos. El Gran Koblet.
Yo no tengo en baja estima a Huntelaar, creo que me confunde con otro. Pero no comprendo en qué basa su comparación. Hugo Sánchez era el carácter, la fuerza, el instinto y la resolución. Como delantero lo acaparaba todo. En esta pieza puede ver cómo el mexicano hacía goles de todos los colores y estilos. Huntelaar es un cazagoles muy al estilo Van Basten, pero con menos recursos y personalidad.

9) Hola crack, no crees que se adultera la Liga al no permitir jugar a los jugadores cedidos contra sus clubs de origen? Caso Negredo, Zigic, Jurado, etc... Un saludo! Jonathan.
Lo de los jugadores cedidos va en contra del espíritu competitivo que caracteriza el deporte y proyecta una sombra demasiado mercantilista de todo este embrollo. Pero es lógico que un equipo que presta a un jugador para que se fogee no quiera sufrir las consecuencias. Lo que me sorprende es que se dé el caso incluso en traspasos, y me deja boquiabierto que lo acepten los clubes compradores y los propios jugadores traspasados.


10 ) ¿Te crees la vuelta de Lance Armstrong? ¿Acaso se cree que puede ganar a Contador? Como no sea con las pastillitas magicas que le daba Eufemiano... Tarkilmar.
Por muchas sospechas que tengas, o tengamos, no se puede acusar a Armstrong de nada. Cuando se descubra que se dopó me explicaré muchas cosas. Ahora bien, si no esto no sucede tengo que rendirme a la evidencia: que fue el más grande sobre una bicicleta y si él cree que puede ganar, yo también.

Un saludo y hasta la semana que viene.

Leer más...

El dardo en la palabra (II)

Primavera verbal
Fernando Lázaro Carreter | El País, 1 de abril de 2002

Verba volant. Y ¡de qué modo vuelan en esta primera primavera del siglo! Como golondrinas, como violeteras, como moscas. O, mejor aún, como abejas rubenianas, que pican en el corazón de quienes son sensibles a estas importantes quisicosas. Pululan por las ondas, sobreviven a los ciclones, a las inundaciones. Abres un transistor, una teuve, un diario y allí están, tenaces, estos verba volanderos, nada volátiles: no se disipan.

Y es que el gobierno, acéptelo o no, brinda demasiadas ocasiones para ello. Así, se le ha ocurrido aprobar ahora el uso de la píldora anticonceptiva que, durante las veinticuatro horas posteriores al evento, actúa en lo derivado como un bazuca. Era esperable que, apenas trascendiera la noticia, los medios fueran a ponerse a hablar como locos de la píldora del día después. Y así ha ocurrido. Quizá la probada discreción gubernamental no haya encontrado mejor momento para autorizarla que este arranque de la primavera. Ahora bien, ¿se ajusta a la realidad eso de el día después? ¿Acaso escasean los casos en que, oh jóvenes, no existe tal día, ya que todos los días son hoy?

Pero, en fin, estas meditaciones son demasiado trascendentes, y los vocablos tienen naturaleza alígera y frágil; tanto, cada día más, que mucho las aúpan o derriban de un soplido. Esto de el día después fue alzado por novadores de inglés enteco, que vieron profusamente anunciada, hace años, por todo el país, una película exitosa (hablando de cine, este adjetivo horrible va bien), titulada en nuestras carteleras The day after. Magnífico, se dijeron; y el día después quedó anclado en sus teclados y en sus voces como ocurrencia prestigiadora. De ese modo, se consumaron al menos dos violaciones: se cambió el adverbio después en extraño adjetivo para calificar el nombre día; y, de paso, se arrumbó el día siguiente, dejándolo apto sólo para la tercera edad. A los pobladores de ésta nos resulta muy difícil entender cómo el idioma español se ha divorciado tanto de las meninges contemporáneas. Y nos produce perplejidad que los medios impresos y las emisoras se encarnicen con él de tan malos modos.

Cientos de neologismos entran en nuestra lengua con su pan bajo el brazo; quiero decir, con las cosas nuevas que nombran o con matices que no percibíamos; salud para ellos y bienvenidos, pues traen modernidad y ganancia. Pero no se sabe bien qué pintan y qué demonios hacen por aquí groserías como ésta, impresa en el folleto que acompaña al tal vez más conocido periférico de ordenador: 'Manual instructivo de operación para la impresora...'. ¿Qué será eso de instructivo de operación? Estas empresas gigantescas, ¿no podrían tener traductores que establecieran una relación razonable entre ellas y los miles de clientes que hablamos español? ¿Tan a salvo se sienten de medidas legislativas que un gobierno podría establecer -sin ir más lejos, Francia- para impedir la ofensa que se hace a los ciudadanos llamando manual instructivo al manual de instrucciones?

Pero, en fin, hay que acostumbrarse: pedito de monja en Nueva York, pedorrera en Europa. Oigo por la radio a un excelente periodista: viene de las costas gaditanas de la muerte, donde ha visto varios cadáveres de patera varados en la orilla misma de su sueño. Ha llegado al estudio profundamente impresionado. Por ello, advierte a sus contertulios, le es imposible ser más explícito: no ha tenido aún tiempo para procesar lo que ha visto; así lo dice, y así lo repite. A mí me aflige lo que cuenta pero los ojos -aberración profesional- se me van al verbo del relato. Procesar, dice el diccionario, es un término tecnológico que significa 'someter datos o materiales a una serie de operaciones programadas'. Yo sólo conocía esta acepción: escribo en un ordenador, que está ahora mismo procesando lo que escribo. Así que creí hallarme en el nacimiento mismo de una novedad, pero no: resulta que, según el gran archivo académico, es habitual, desde hace un cuarto de siglo, concebir el cerebro como un procesador al que le entran los datos, los hace rodar por las fibras mielínicas y los saca aptos para el consumo. Lo ignoraba por tener tan abandonada mi, antes predilecta, información psicológica. Y como temo que a muchos lectores les pase lo mismo, ahí tienen el advenimiento de esta metáfora infórmática inglesa, ya más que adolescente, audaz, sugestiva y útil: procésenla y disfrútenla esta primavera.

Pero no abandonen por ello otras noticias apremiantes; así, la del gran club vasco que ha cambiado de presidente por estos días. ¿Qué rumbo imprimirá el vencedor? Un cronista deportivo radiofónico tiene la clave: se propone desarrollar un proyecto continuista del anterior. Otra mala avenencia entre el vocablo y su significado: continuismo, dice el diccionario, y parece cierto, es la 'situación en que el poder de un político, un régimen, un sistema, etcétera, se prolonga indefinidamente, sin indicios de cambio o renovación'. ¿Es ser continuista o ser continuador lo que se propone al nuevo presidente? Porque se puede continuar y renovar, evitando dar de lo mismo, y menos, cuando lo mismo no es boyante. Pero distinciones así, que se aprenden mientras se está aplicado a la teta materna, parecen inaccesibles en esta época en que suele administrarse leche de farmacia.

En los mismos laboratorios parece haber mamado un colega del anterior, éste de TVE, que contando el reciente partido del Madrid contra el Leeds, dijo literalmente que ninguno de los dos equipos estaban jugando 'con calidad pero sí con animosidad'. Sin embargo, no se apreciaban codazos ni había montería de tobillos, sino sólo buen ánimo o entusiasmo en el juego. Y, en efecto, éste podía ser calificado de animoso, y, por tanto, vendría bien lo de animosidad: es el primer sentido del diccionario, que Manuel Seco diagnostica como 'raro'. Más que la calentura, podríamos añadir: porque he rebuscado por el banco de datos de la Academia: en los veinticinco años últimos y, en los más de cien registros del vocablo, éste trabaja sólo con un único significado: animosidad equivale a 'aversión, ojeriza, hostilidad'. Y como es improbable que aquel comentarista pretendiera hacerse el arcaico, o aspirara a convertirse en autoridad léxica a contrapelo, sólo cabe interpretar que el tal vocablo aleteaba por su mente sin control, y, en pleno despeñamiento, se le agarró a animoso.

Mientras concluyo estas columnas, mi fax echa su primer capullo primaveral: es publicidad. ¿Por qué no se prohíbe este abuso, pues la paga -en rollo de imprimir- quién la recibe? Y ¿por qué han de ser provocativos sus textos? Esta flor de papel que me han metido al despacho no cautiva: ofrece el viejo buzoneo, ya saben, llenarnos el buzón de basura, pero también parabriseado, ponernos anuncios en el parabrisas. Un asco.

Leer más...

No descarten

Especulábamos en un post reciente sobre la fecha de desaparición de la prensa en papel. Yo sugería 2012 como el momento en el que todo empezará a precipitarse mientras que algunos de vosotros lo véis demasiado cercano: "Si acaso La Razón", concedía malévolamente Isra...

Pero sigo en mis trece; 2012, 2015, 2017, lo mismo me da. El modelo tradicional -papel de venta en kioskos- se ha agotado y nadie lo puede salvar ya. Precisamente ayer publicaba Lainformación.com un vídeo que suscribe en gran medida mi teoría... ¿qué opináis?

Leer más...

El dardo en la palabra (I)

La Tostada
Fernando Lázaro Carreter | El País, 16 de junio de 2002

Primer sobresalto de la mañana servido con la tostada: un mensajero ha traído una de esas cartas cuya rigidez advierte lealmente que no interesa nada el contenido. A pesar de ello, es muy temprano y la abro; es de una fundación con sede en Barcelona y apeadero en Madrid. Comienza así el incordio: 'Habiendo detectado un error en el mailing de la Newsletter n. 11...'. La descarga de adrenalina me impide continuar, porque apenas sé qué es un mailing, y no acierto a vislumbrar la Newsletter de marras. Decido que, sean lo que sean, no me importan un pepión, como decían nuestros ancestros medievales, ni la Newsletter ni esa fundación de pujos culturales que, apenas abres sus cartas, te lanza a la cara un par de morradas.

Quería pasar por alto ese 'habiendo detectado', pero no he podido: el correo urgente me trae otra carta en que, desde una oficina, se me advierte que, en una factura, al convertir las pesetas en euros, se ha detectado un error. No puedo, pues, hacerme el distraído ante este tosco anglicismo que, como ocurre con todos ellos, apenas izada su bandera en territorio léxico ajeno lo ha subyugado.

Es curiosa la infiltración de este vocablo, que acogió el Diccionario académico en 1970 como derivado del latín detectus, 'descubierto', con el significado de 'poner de manifiesto por métodos físicos lo que no puede ser observado directamente'. Resulta claro: se trataba de un tecnicismo, casi ausente del lenguaje común. En 1984, la Academia corregía la limitación anterior, para añadir lógicamente que también los métodos químicos pueden emplearse para detectar. Y sin eliminar la etimología latina, se apuntaba el origen cierto de detectar:no vino derecho a nosotros del latín detectus, sino por vía angloamericana: to detect empezaba a invadir para todos los descubrimientos y averiguaciones y, en 1992, el infolio añadía escuetamente otra acepción: 'descubrir'. Ya por entonces, el triunfante vocablo saltaba como por lianas de rotativa en rotativa, de radiovisual en radiovisual. Y al llegar 2001, la Academia renuncia tal vez con aflicción al remoto antecesor latino, aceptando la realidad: to detect es el padre real y no putativo de detectar. A la vez, dejándose de los descubrimientos hechos en laboratorio, define así ese verbo con encomiable laconismo: 'Descubrir la existencia de algo que no era patente'.

Ya impuesto su despotismo en ese punto de la lengua española, el anglicismo ha ahuyentado cuanto podía oponérsele. Hoy la emplea el burgo de toda clase y condición. ¿Qué hubiera escrito en un comunicado como el de la aludida fundación una secretaria o un secretario (y aun un subsecretario) antiguos? Pues probablemente algo así como hemos advertido o notado u observado o nos hemos dado cuenta de o reparado en o percatado de: cosas pasadas de moda, son arrugas en el rostro de nuestra lengua. Hoy se prefieren estas palabras multiuso, sosas e incoloras pero siempre a mano. Detectar: bien estaría si alternase pero, erigiéndose en único, se convierte en otro somnífero de la mente hispanohablante.

(Todo esto, a propósito de una newsletter y de un mal cálculo en la traducción literal de pesetas a euros: cosa de céntimos, aunque ahora son importantes. Recuérdese que el maravedí fue durante siglos un moneda virtual, inexistente, que valía para valorar y computar, aunque luego se cobrase o se pagase con otra moneda. Seguramente somos millones los españoles que, durante nuestro último trozo de vida, seguiremos calculando en pesetas-maravedís).

Aún con un trozo de tostada aguardándome, he podido aplicarme al periódico, en su sección cultural (ojo a este adjetivo); y leo que el conjunto de libros ofrecido por un afamado coleccionista para saldar deudas con Hacienda incluye 'incunables de Cervantes'. Sobresalto máximo: reciben ese nombre los libros que se publicaron desde 'la invención de la imprenta hasta principios del siglo XVI'; con más exactitud, hasta 1501, es decir cuando aquel prodigio industrial andaba aún en pleno balbuceo, pero alumbrando ya Biblias, Sinodales, el Tirant, La Celestina y la primera Gramática de un romance, entre otras cosas. Lo dice el Diccionario, pero lo sabe cualquiera menos ese redactor cultural para quien incunable parece ser, simplemente, un libro muy viejo: un trasto de pergamino y polvo; y que por añadidura ignora por qué rincón de la historia anduvo el autor de aquellos 'incunables', a quien un anciano y bondadoso auxiliar de mi instituto infantil llamaba con voz trémula de admiración, 'el ingenioso hidalgo don Miguel de Cervantes Saavedra y Fajardo'. (Parece un chiste manido; en mi recuerdo no lo es). Pero vengamos a lo nuestro: eso de incunables está escrito por un universitario de hoy.

La movida de la Ley de Partidos Políticos agita también la lengua española. Un solo ejemplo de régimen gramatical: unos opinantes desean, dice el periódico, que el Defensor del Pueblo pueda instar a la ilegalización de los batasunos. Pero hay que instar a alguien, y aquí no se nombra a nadie. Cruce de cables: se puede instar al Gobierno, al Parlamento, a quien tenga tal potestad; sólo después se especificará a qué -no qué- se insta o pide; verbo este último que aquí sería muy tempestivo.

Pero hay más: el periódico afirma que 'Aznar pidió a Pujol mayor complicidad' para sacar adelante tal ley. Es cierto que el Diccionario define así cómplice: 'Que manifiesta o siente solidaridad o camaradería. Un gesto cómplice'. Pero también lo es, y más directo, el 'participante o asociado en crimen o culpa imputable a dos o más personas'. ¿Para qué gatuperio quería enredar el Presidente al President? Tratándose de lo que se trata, zape; ese adjetivo, lejos.

Estoy apurando el lento ataque al primer café, y aún se me entromete esto: alguien ha sido detenido porque 'mantenía relaciones sexuales con los cadáveres' de un tanatorio. Es muy extraño eso de mantener relaciones con unos muertos (relación es 'conexión, correspondencia, trato, comunicación de una persona con otra'); el detenido, por lo visto, conectaba con ellos, pero no es de creer que fuese correspondido. Parece más adecuado el verbo empleado por Gironella en Apocalipsis, su última novela: practicar la necrofilia. Por lo demás, ¿con qué razón se les designa sólo como necrófilos a tales desventurados, hurtándoles su nombre verdadero de violadores de cadáveres? Los cuales, por cierto, no parecen individuos muy complicados. Cela joven obtuvo los permisos precisos para visitar en la prisión a uno de ellos: fue con la curiosidad de que tuviera madera de personaje tremendo. No ocurrió así: se limitó a contarle que, estando a solas con una difunta, se le agolpó irresistible la sangre donde suele. Me comentaba Cela: 'Comprenderás que no puede sacarse ni una astilla literaria de un sujeto tan elemental'.

Leer más...

GM | Síndromes

Esta mañana mi resaca sabadera, cual Pepito Grillo, me ha cogido la manita y me ha tenido dos horas leyendo sobre síndromes psicológicos. Os puede sonar raro, pero ya he aprendido a no luchar contra la resaca: sus senderos son siempre misteriosos y no exentos de interés.

Así que, sin más prolegómenos, os cuento algunos de los trastornos más curiosos con los que me he topado:

Por sus encantadores síntomas considero necesario comenzar por el Síndrome de Cotard, también conocido como delirio nihilista. Directamente emparentado con la hipocondria, el paciente con Cotard cree estar muerto, sufrir putrefacción en sus órganos o simplemente no existir. Víctimas de la paranoia algunos aseguran detectar olor a carne podrida en su cuerpo y otros incuso defienden ser almas en pena que han fallecido pero no abandonado su cuerpo terreno, lo que les induce a la convicción de que son inmortales.

Los doctores Lefthead y Young describieron en 1996 uno de los pocos casos recientes de Cotard:

En enero de 1990, después de recibir el alta en el hospital de Edimburgo, su madre lo llevó a Sudáfrica. Estaba convencido de que había sido llevado al infierno (lo que se confirmaba por el calor), y que había muerto de septicemia (que había sido un riesgo al principio de su recuperación), o quizá de SIDA (había leído una historia en The Scotsman acerca de alguien aquejado de SIDA que había muerto de septicemia), o de una sobredosis de una inyección contra la fiebre amarilla. Pensaba que se había "apropiado del espíritu de mi madre para mostrarme el infierno", y que seguía dormido en Escocia.

El Síndrome de Frégoli es otra auténtica pocholada. Lo que sufren esta demencia creen identificar a unas personas en otras sin motivo aparente. De este modo un Frégoli puede estar convencido de que su cónyuge es en realidad su hermano, que intenta disimular tras algún cambio de apariencia física como un disfraz. Más divertido aún es su opuesto, el Mal de Capgras. Los que lo sufren creen que sus allegados ¡han sido secretamente suplantados por impostores! Os dejo con un vídeo de smartplanet -pelín cursi, muy didáctico- que lo explica bien y ahora seguimos:


Este es fascinante, el Síndrome de París. Alucinad: es una condición exclusiva de los turistas japoneses que visitan la capital francesa. Parece ser que algunos de los educadísimos nipones son incapaces de desvincular la imagen idealizada que tienen de París -obtenida mediante películas, libros, música...- con la realidad una vez están allí. Ocurre que las expectativas son tan inmensas que no se pueden cumplir, y el japonés tiende culturalmente a repimir cualquier expresión de ira. Su decepción es enorme y pierden cualquier capacidad crítica, lo que desemboca en una profunda depresión. El consulado francés indica que de los millones de japoneses que visitan París al menos una docena por año tiene que regresar a su país aquejado de este trastorno.

Para echarle de comer aparte (never-better-said) es el Síndrome de los cebadores, una afección muy inusual que me justifica para poner una foto que responde a la búsqueda 'fattest woman' en Google. Deriva del alborozo sexual por la obesidad y por el momento solo se ha documentado el hombres. Estos gaznápiros escogen a mujeres de proceloso apetito, se casan con ellas y les procuran todo tipo de manjares hipercalóricos para que engorden. Poco a poco van engorrinando a sus cónyuges al tiempo que vierten piropos del estilo "esa segunda papada te realza la cara" o "¿dónde están mis tobillacos preferidosss?" en tono dulzón.

Consecuencia de esta actitud la hembra se va sobredimensionando hasta superar la barrera psicológica de los 200 kg., momento en el que deja de ser persona en el Registro Civil y pasa a ser censada como "atolón".

Y todavía os podría seguir contando cosas sobre el Síndrome de Burn-out o el de la Paramnesia Reduplicativa, pero se me está yendo la resaca y tengo que hacer cosillas...venga, os dejo con una bromilla de Not another teen movie sobre el Tourette:

Leer más...

Limpieza general

Sin copa ni Champions y a 6 puntos del líder de la Liga. Un triste panorama para el Real Madrid a estas alturas de la temporada. Mientras, la afición clama por la vuelta de Florentino, ese gestorcete sin carisma, y pide la cabeza de media plantilla.

Que no se nos caliente la boca, vamos a sentarnos a juzgar uno por uno:

- Casillas. Uno de los capitanes del equipo, criado en la casa y con actitud ultraprofesional. Además, es el mejor jugador del mundo en su puesto. Lógicamente, debe quedarse. Necesario.
- Dudek. Solvente, aunque algo pasado de peso y edad. Si no da problemas y entrena con intensidad, es un buen recambio. Interesante.
- Codina. Resulta complicado que acepte, una temporada más, el rol de tercer portero. No obstante tiene el nivel necesario, por lo que su continuidad debería depender de él. Que se quede.

- Michel Salgado. Ofrecía despliegue físico y entrega, ahora solo lo segundo. Aunque marcó una época, ha de comprender que su ciclo en el Madrid ha terminado. Fuera.
- Pepe. No vale 30 millones de euros, pero es un central bien apañado. Tiene que coger la batuta y responsabilizarse del centro de la defensa, ya no vale con que sea uno más. Indispensable.
- Cannavaro. Más lento que el Talgo Estrella y, como éste, muy inseguro. La veteranía no es un grado en él. Ojalá interese en el geriátrico de balones de oro que es el Milán. Fuera.
- Metzelder. El alemán es una broma pesada para el Bernabeu. Nunca debió llegar al Madrid, porque no da la talla ni como suplente. Fuera.
- Miguel Torres. La falta de oportunidades le ha otorgado cierta polivalencia. Cuando se ha confiado en él ha respondido, por lo que no hay motivos para largarle. Que se quede.
- Sergio Ramos. Este osado analfabeto me revuelve las entrañas cada vez que abre la boca, pero lo que hace sobre el césped es muy difícil de encontrar. Necesario.
- Heinze. Una voz reputada en el vestuario, un central digno y un carrilero desesperante. Quizá merezca una temporada más, pero lejos de la banda. Que se quede.
- Marcelo. ¿Lateral o extremo? Defiende poco y no ataca demasiado, pero cumple y tiene calidad. No importa demasiado que siga o se vaya. Indiferente.

- Lassana Diarrá. Es dios. Se ha adaptado mejor que nadie y su aportación en la medular es vital para el conjunto. A partir de él se debería repensar el mediocampo del Madrid. Indispensable.
- Mahamadou Diarrá. Tiene funciones semejantes a las de Lass, pero no alcanza, ni mucho menos, su nivel. Quizá se pueda sacar un buen pellizco por su traspaso, así que... ¡fuera!
- Rubén de la Red. Con clase, cuajo y visión periférica. Rubén es un valioso elemento que hay que recuperar para el fútbol. Que se quede.
- Gago. Una vez concluso el periodo su formación, Gago tiene que explotar. Lo está haciendo por fases, pero se perfila como un vistoso mediocentro. Debe quedarse.
- Guti. Es un artista, con todas las implicaciones del concepto. Como persona resulta detestable, pero es el único capaz de hacer magia en este Madrid. Definitivamente aporta más saliendo desde el banco. Que se quede.
- Van der Vaart. Con poco recorrido y menos regate, Rafael se crece en estático. Correctamente ubicado ayuda en la construcción y posee un desplazamiento de balón muy efectivo. Deben dejar de experimentar con él. Que se quede.
- Sneijder. Una dinamo en la banda y un artillero cerca del área. Ciertamente no es una estrella en el Real Madrid, pero siempre contribuye con algo. Debe quedarse.
- Drenthe. Sentenciado por la afición y desterrado por el cuerpo técnico. Necesita imperiosamente crecer como futbolista y aquí la presión no se lo permitirá. Fuera.
- Robben. Capital de riesgo. Se desentiende del juego colectivo y busca el lucimiento personal, como ha hecho durante toda su carrera. Si llega una buena oferta por él, que le pongan un lazo. Depende del precio.
- Faubert. Acaba de llegar y ya le quieren echar. Ha jugado treinta minutos, así que lo lógico sería esperar antes de emitir cualquier juicio. Indiferente.

- Raúl. Todos conocemos las ventajas y los inconvenientes de Raúl. Para mi es indispensable.
- Huntelaar. Un punta aseadito cuyas virtudes se exaltan dentro del área. Dada la escasez de delanteros y el precio de los mismos, Klaas Jan es una bala en la recámara. Que se quede.
- Higuaín. Tengo un pálpito con el Pipita: en el futuro será uno de los mejores delanteros del mundo. Tiene maneras, instinto y coraje para llegar alto. Debe quedarse.
- Saviola. La afición no confía en Saviola; el equipo no confía en Saviola; el entrenador no confía en Saviola... ¡santo dios, ni la familia del Conejo confía en él! Fuera.
- Van Nistelrooy. Merece una estatua ecuestre en la Castellana. Pertenece, como Forlán, a una casta de delanteros en extinción. La edad y las lesiones están por debajo de sus capacidades. Necesario.

Leer más...

Sin más

Visto en directe!cat gracias a un aviso de atilla.

Leer más...

¡Llega la recesión!

Desde que tengo uso de razón, y hay quien piensa que esto aún no ha sucedido, uno de mis sueños es titular una edición de la tarde tal y como se encabeza este post. Esta crisis hubiese sido la ocasión ideal pero, lamentablemente, ni soy el responsable de portada de ningún diario ni existen apenas ediciones vespertinas. Lo que sí voy a permitirme es compartir con vosotros tres tipologías sociales que han surgido en los lindes de la recesión:

- Los que aprovechan de la coyuntura para actuar. Recortes, E.R.E's, ajustes de plantilla... se puede decir de muchas maneras, pero lo cierto es que los empresarios se están hinchando a despedir estos meses. Nadie niega la crisis, ni siquiera nuestro descreído presidente del gobierno, pero resulta obvio que se está utilizando la situación para barrer la casa sin levantar polvo.

El método está basado en la saturación informativa y se ejecuta con sencillez; basta con hacer públicos tus 'ajustes' inmediatamente después de otros mayores. De este modo, si Microsoft despide hoy a 5.000 personas nadie reparará en que yo mañana voy a echar a 40.

Y si lo hacen qué más da, ¡estamos en recesión!

- Los que aprovechan la coyuntura para no actuar. Cada mañana, con mucho sueño y poco humor, me arrastro por los bajos de Cibeles camino del trabajo. Por las tardes lo mismo, pero sustituyendo el sueño por cansancio. Y allí, a las puertas del suburbano, siempre hay un indigente que me pide dinero aludiendo a la crisis económica. Es joven, no parece sucio y se explica correctamente. A simple vista nada parece impedirle salir de aquel túnel en busca de trabajo.

La semana pasada el buen muchacho acabó con mi paciencia; tras cometer el error de darle lo que llevaba suelto en el bolsillo, el pobreto se creció y empezó a llamarme "amigo", con palmaditas en la espalda incluidas. Naturalmente vio en mi un palomo rentable. Así que ayer aproveché esta súbita ola de confianza surgida entre nosotros para hacerle referencia a su futuro laboral.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, me soltó:

"¿Trabajar yo? ¡Si ahora no hay nada! No, no, para eso ya trabajas tú y me das lo que quieras".

Ni le contesté.

- Los que aprovechan la coyuntura para quejarse. Estos sí buscan trabajo, pero entretanto abrasan a los de su entorno con lo mal que está la vida. Una subespecie son los que vienen a Madrid desde sus provincias natales para pontificar sobre el urban way of life. Que si la ciudad es muy ruidosa, que si está sucia, que si todo es muy caro... contraponen encima estas desavenencias con las virtudes de sus pueblos de origen, por lo general bonitos, tranquilos y limpios. Tal y como lo describen, parece que pagan en los comercios con flores y los tejados están hechos de marrón glasé.
Hay que ser hospitalarios pero... haced esta prueba: desplazaos a cualquier ciudad pequeña y comentadle a un oriundo lo cutre, triste y aburrido del lugar. Veréis cuanto tarda en señalaros el camino de vuelta a casa.

Leer más...

Votos rentabilísimos

Dice Basagoiti, líder del Partido Popular vasco, que respaldarán al PSE "si no han engañado en la campaña electoral". ¡Angelito! ¿Y si lo hubiesen hecho qué? ¿Acaso no iban a votar por su investidura?

No sé que sería del bueno de Antonio si le da por votar 'no' a la candidatura de Patxi López. Quizá Aznar lo deportaría a Siberia, purgatorio de criminales de guerra, ya que para un conservador españolista es difícil encontrar peor destino que Euskadi. Pero ciñámonos al dato; por primera vez en... qué leches, por primera vez en la historia no gobernará en el País Vasco el PNV. Para los populares será como deshacerse de una kryptonita que desgarró el arrollador carisma de Mayor Oreja hasta convertirle en el adán que es hoy en día. Pero es que no sólo se han librado del pérfido Ibarretxe ,y de su plan, sino que encima van a tener su parcela de poder en el País Vasco.

Esto crea una situación políticamente delicada. Ahora que los populares se han adaptado al papel opositor a nivel nacional, en el País Vasco tendrán que llevarse de perlas con los socialistas. Y tendrán que tragar con su política en la región, una especie de baile de la Yenka (izquierda, izquierda, derecha, derecha, un, dos, tres...) entre nacionalistas y españolistas. Mucho tendrá que abstrarse el bravucón de Basagoiti para pertenecer a un gobierno moderado y sibilinamente nacionalista sin querer meter el cuezo. Yo, de ser él, me tatuaría los resultados electorales en la frente. Así, cuando surja uno de estos arrebatos, podrá recordar que sólo el 14% de los vascos quieren verle en Ajuria Enea. Pero podrá consolarse con Rosa Díez, que también tendrá poltrona con el 2% de los apoyos. Le den lo que le den a UPyD, le habrá costado 23.000 miserables votos. A Ibarretxe, con casi 800.000, no le dejarán ni llevar el café.

Y en Galicia... pues The empire strikes back, que diría George Lucas. Después de cuatro años de nefasto touriñismo regresa la normalidad a la tierra de Fraga, que anoche recobró la sonrisa. Me alegro por Don Manuel, un buen tipo, y por los gallegos, pues esto parece ser lo que quieren.

Por último, retumbo el comentario de Ignacio Escolar en su post de ayer: "¿A qué hora cerró el chiste Peridis?"

Leer más...