Bigger than god

El Demonio Azul™, transporte de cabecera de DHB™, ha superado hoy con éxito su quinta ITV consecutiva. En menos de 20 minutos y con una soltura pasmosa, esta joya de la ingeniería gala ha ido salvando todas y cada una de las pruebas a las que fue sometido para completar, por primera vez en su historia, un informe de defectos impoluto.

El acontecimiento había suscitado gran expectación, ya que diversas fuentes aseguraban que el viejo Demonio no estaría a la altura de las circunstancias: "No lo quieren ni en el desguace" o "suena como si le estuviesen pegando una paliza al Hombre de Hojalata" eran algunos de los comentarios con los que sus viajeros aturdían al piloto, harto de ver ninguneado a El Terror de la A6.

Este grupo escéptico basaba sus juicios en futilidades como los doce años del coche o su kilometraje, similar al de un murciano desorientado en la M40 un día de lluvia.

La Inspección Técnica de Vehículos comenzó con una prueba de humos, para lo que el Demonio hubo de contraer esfínteres y morderse el labio. "Todo correcto", señaló un mecánico. Los posteriores tests de frenos, luces y dirección tampoco fueron rival para La bala del Carril Bus, que incluso se permitió el alarde de revelar unas luces antiniebla antes inéditas para su propio dueño.

El orgulloso piloto relata la escena final en la secretaría: "Un tipo en una ventanilla, visiblemente emocionado, me dio el informe. En él se podía leer: FAVORABLE, y el campo de las observaciones estaba vacío. Al levantar la mirada del papel el tipo me había agarrado la mano y rompió a llorar: «Cuídalo, muchacho, es un titán»- me dijo antes de tragar saliva y concluir: «Con este cacharro ganaba Alonso el mundial marcha atrás».