Estilo porteño

Se pregunta en Facebook Nacho Escolar, a raíz de un encargo de Clarín, cómo podría explicarle a un argentino toda la movida de Güertel y los trajes de Camps. Sale al paso José Antonio Heredia con un chiste que explica bien la personalidad del porteño:

En el aeropuerto de Seattle, un argentino acaba de aterrizar de un vuelo de Aerolíneas. De repente se encuentra con Bill Gates, fundador de Microsoft, y no duda en abordarle:

- Señor Gates, mucho gusto. Disculpe que le moleste. Me llamo Jorge, soy de Buenos Aires y quería pedirle un favor. Verá, en cinco minutos tengo una reunión muy importante en esa sala y me ayudaría muchísimo que usted me saludase delante de todos. Usted sabe cómo funcionan estas cosas...

Gates, sonriendo, le dice que será un placer hacerlo. Pasados quince minutos, Bill ve al porteño a través de los cristales de la sala, abre la puerta y dice:

- Hello Jorge, ¿how are you?

Y el argentino responde:

- Ché Bill, no seas boludo, ¿no ves que estoy reunido?

Actualización: Así quedó la cosa.