Confesiones etílicas

"Sí, sí, hay veces que me he desviado mucho de mi camino, pero mucho, siguiendo a una muchacha que he visto por la calle".

Un amigo que QUIZÁ debería hacérselo mirar.

8 comentarios:

Gontxo dijo...

Es alguno con el que estuviste el viernes de botellón? Voy a investigarlo!

Conde Mácula dijo...

¿Por qué que me condenais así?

¿acaso no es normal seguir a bellas jovencitas hasta sus portales o vestirse con ropa de mujer para practicar el onanismo?

Vaya, otra vez vuelvo a oir esas voces en mi cabeza... si, si les mataré a todos...

Gontxo dijo...

Conde Macula jamás tuve dudas de que se trataba de ti

miguelbuke dijo...

Bueno, desviarse del camino no tiene nada de malo, es más, en la mayoría de casos merece la pena, lo malo es cuando, para seguirla, coges un bus que nos es el tuyo, te paras en una estación de metro muy lejos de la tuya, o incluso llegas a barrios que no pisarías si no fuese en ese caso...

Enconces la curiosidad ya se ha convertido en obsesión.

miguelbuke dijo...

Bueno, desviarse del camino no tiene nada de malo, es más, en la mayoría de casos merece la pena, lo malo es cuando, para seguirla, coges un bus que nos es el tuyo, te paras en una estación de metro muy lejos de la tuya, o incluso llegas a barrios que no pisarías si no fuese en ese caso...

Enconces la curiosidad ya se ha convertido en obsesión.

Gontxo dijo...

Conde MAcula, Flecha de Montjuich o niño mimado de Teresa... hasta donde llegó tu desvio tanto mental como de tu recorrido

(e imagino donde acabaste luego)

Conde Mácula dijo...

Gontxo querido mio!

como bien sabes, estas noches acaban tirado como un trapo en cualquier esquina balbuceando(con voz enfermiza)"mañana lo dejo, de verdad que mañana lo dejo..."

Guyb dijo...

Jajajaja... "eres la mejor".

No puedo decir más.