Zapatero, discípulo del demonio

¿Es usted de izquierdas? ¿Y católico?

Pues vaya preparando la otra mejilla para encajar la nota de prensa que hoy ha publicado la Conferencia Episcopal:

-Sobre las elecciones de 9-m:

Los católicos y los ciudadanos que quieran actuar responsablemente [...] han de apoyar con su voto a aquellos partidos que no reconcen, explícita ni implícitamente, a una organización terrorista como interlocutor político"
Cuando Aznar negoció con su 'movimiento de liberación vasco', la curia romana no tuvo nada que objetar

-Sobre el modelo de Estado:

Hemos de advertir los peligros del separatismo [...] la Iglesia propone una actitud honrada de amor al bien de la propia nación"

El profesor Montero Díaz se refería a Franco como 'esa rata vaticana'. Siempre indisolubles

-Sobre el matrimonio homosexual:
El peligro de opciones políticas y legislativas que introducen en el
ordenamiento público otras formas de unión que contribuirían a
desestabilizar la familia fundada en el matrimonio"
Porque tener vecinos mariquitas puede acabar con cualquier matrimonio 'normal', ¿no?

-Sobre la educación religiosa:
La asignatura 'Educación para la ciudadanía' lesiona el derecho de los padres -y de la escuela en colaboración con ellos- a formar a sus hijos de acuerdo con sus convicciones religiosas y morales"
Plantear una alternativa a la clase de religión es intolerable

-Sobre la ley de memoria histórica:
Hay que evitar los riesgos de manipulación de la verdad histórica y de la opinión pública en favor de pretensiones particularistas o reivindicaciones ideológicas"
La historia de la iglesia católica es uno de los pocos puntos de convergencia entre historiadores de distinto pelaje. Y hay de qué avergonzarse

Leer más...

¿Era para tanto?

En 3º de carrera unos amigos y yo fundamos una pequeña publicación, El Puntero, de difusión local. Apenas tuvimos tiempo para confeccionar el primer número, que acabó saliendo mal diseñado y plagado de erratas. No obstante, nuestra única intención era darnos a conocer, y eso lo conseguimos. Vaya que sí. En la contraportada figuraba un artículo, Guyb made, que hirió alguna sensibilidad. ¡Tanto que casi nos echan a todos de la Universidad!

¿Era para tanto?

OCTUBRE DE 2005 Llegará un momento, querido estudiante, que terminarás el instituto. Aunque parezca increíble, éso se acaba. Y tendrás que elegir Universidad si quieres seguir evitando el mundo laboral. En Segovia te hacemos una proposición que no podrás rechazar; la Universidad SEK. No, no intentes preguntar qué significan estas siglas porque ni San Estanislao lo sabe.

Una vez aquí, podrás escoger entre Periodismo, Arquitectura, Biología y alguna que otra cosilla de relleno. Si optaras por Arquitectura has de saber que el nombre de Ralph Lauren es tan importante para progresar en la carrera como el de Le Corbusier. Pero piénsalo dos veces: pasearás durante mucho tiempo con tubos de planos y es fácil que la fecha de tu graduación coincida con la de tu retiro. ¿Que quieres estudiar Biología? Debes ser una persona extraña, de esas que miran a sus vecinas entre cortinas y le cuentan a su abuela que se han echado novia. Y es que si en la SEK alguien estudia Biología no se nota nada, como Teruel.

Lo que realmente mola en nuestra Universidad es Periodismo, lo más parecido a unas vacaciones pagadas en el Pacífico Sur. Buen servicio, champán en clase y muchas raciones de morcilla. Pero no todo es estudiar en la SEK (ni mucho menos). Te sorprenderá la imaginativa distribución de las estancias, con cientos de grutas que no van a ningún sitio y donde se rumorea esquiva Enrique Bunbury las consecuencias de su último disco. La cafetería, The Cavern , es un sitio elegante con actuaciones en directo de afamados comediantes (ellos prefieren ser conocidos como 'profesores') y unos cafeses que harían las delicias del mismísimo Subcomandante Marcos. Pero ojo, a media mañana llega el momento 'descanso de proyectos' y riadas de arquitectos se dejan caer por allí para comentar la gasolina que le echaron al Audi el martes.

Y qué biblioteca tenemos, señores... hay tanto wi-fi allí que la NASA envía periódicamente un espía para copiar nuestra tecnología. Por no hablar del periódico universitario. La Lupa se ha convertido en referente universal de imparcialidad gracias a un libro de estilo que dice que, aunque se hunda Occidente, la portada será otorgada a la figura de nuestro ilustre Rector. Por último está La Resi, refugio de estudiantes -gallegos-, regenteada ferréamente por la inimitable Nati. Reconoceréis el edificio por el agradable olorcillo a marihuana que exhala.

Ni os lo planteéis. Encontrar trabajo va a ser complicado estudiéis donde estudiéis y al menos aquí uno puede dedicarse enteramente a sus labores durante cuatro años sin que los estudios interfieran. Como dijo Morgan Freeman "En Hollywood se vive de coña, pero una carrerita en la SEK si que me hacía oiga"

Ahh, los recuerdos universitarios

Leer más...

La chica del anuncio de Media Markt

¿Guapísima, verdad? Os detallo lo que me ha contado el amigo Google sobre ella

La muchacha se llama Cristina Gallego, tiene 29 años y es natural de Cáceres. Con 18 se trasladó a Madrid, donde estudió Arte Dramático. Ha actuado en una película comercial, 'La sombra del caminante', y vivió un año en Japón, donde ejercía como primera actriz en un musical de éxito

Actualmente -atención paisanos- cursa Biblioteconomía en la Universidad Complutense de Madrid, donde aseguran es fácil encontrársela tomando el cafelito

Desde luego hay de reconocerle un touché al RR.HH. de Media Mrkt. La chica fue por allí a comprarse una cámara digital...


Y la ficharon, igual que me pasó a mi en el Bagdad de Barcelona


Es un desperdicio tener a este bellísimo ser vendiendo frigoríficos por 900 euros al mes. Cristina, deja ese trabajo y vente a DHB, yo te hago encargada del blog y te pongo un piso en las Tablas

PD: tráete el polito rojo

Leer más...

Las dos traiciones de Koeman

Ronald, el equipo técnico del PSV cree en ti, si vienes serás el jefe de la defensa"
De este modo Hiddink, entrenador del equipo de Einhoven en aquella época, depositaba toda su confianza en un líbero de 23 años que recordaba en las formas al mejor Beckenbauer

Apenas dos años después, en 1988, Koeman y el PSV se proclamaban campeones de Europa. En junio del mismo año ganó la Eurocopa con la selección. A principios de los 90 era una estrella en Holanda y un ídolo en el Philips Stadion. Hasta que el Barcelona le enseñó la pasta y el rubio jugador hizo las maletas. Acertó Ronald con el cambio, ya que fue a recalar en el Dream Team de Cruyff, todo un referente futbolístico por juego y títulos

Como es lógico, en Eindhoven se sintieron traicionados; habían apostado fuerte por un chaval que les había dejado en la estacada en plena reconstrucción del equipo

Pasaron 20 años y los rencores se fueron apagando. En 2006 Koeman completó una temporada desastrosa al mando del Benfica y temió por su futuro en los banquillos. De nuevo acudió el PSV al rescate. Le puso al frente de toda la sección, desempeñando incluso las funciones de director deportivo. Con él, los granjeros de Bravante volvieron a lo más alto de la liga holandesa. La afición aplaudió la vuelta de un hijo pródigo que hacía recordar viejos tiempos de gloria

No obstante, el único color que conmueve a Koeman es el verde de los billetes; por eso a mitad de la presente temporada se bajó en marcha del proyecto y puso rumbo a Valencia

Parece que esta vez Ronald pagará la traición. La bronca que ayer le dedicó Mestalla es el primer acto de la sinfonía que le espera en Eindhoven cuando tenga a bien regresar

Leer más...

Luiso por el mundo: Sexto reporte

[texto de Luiso. No olvidéis visitar su blog 'Yo, Luiso'] No hay mal que cien años dure ni hippie que no madure. Con esta premisa, no hicimos las maletas porque ni falta hizo, y nos propusimos a la luz del día buscar nuevo alejamiento en tan agreste isla. Como supervivientes de un programa de Telecinco seguimos, apartando ramas, las indicaciones de los carteles que rezaban 'to the beach' y descubrimos para nuestro asombro que aquella isla tenía mar, y que tenia también una magnífica playa con unos bungalows confortables y limpios, que hizo que Isra y yo dirigiéramos, al unísono y sin premeditación, un solemne corte de mangas hacia el lugar de los hippies.
Hace años comenzaron a celebrarse en Tailandia los solsticios de verano con fiestas nocturnas en la playa. Pero visto que aquello fue un éxito enorme de público y crítica, se empezaron a celebrar cada mes las llamadas 'fiestas de la luna llena'. Y dado que aquí no le hacen ascos al dinero extranjero, se ha añadido recientemente las 'fiestas de la media luna' al calendario de festejos y celebraciones. Se espera que en próximas fechas sea instaurada en el país la 'fiesta de la luna y punto', que hay que ver como gusta el jolgorio por estos pagos. El caso es que una de estas fiestas coincidió, como no, con nuestra estancia en la isla de Ko Chang y vimos transformada la playa en una discoteca con música, focos, DJ internacional y una bebida servida en cubos de playa compuesta por Red Bull y whisky local, brebaje tan fuerte este que haría brotar la barba a un niño de cuatro años. En resumidas cuentas, a excepción de nuestra frustrada iniciación en la filosofía hippie, la estancia en Ko Chang fue fantástica y hasta paseamos en elefante. Lo pasamos genial o, como diría Leticia Sabater, chupichachi.

Nuestro regreso a Bangkok estuvo marcado por una sorpresa inesperada. En el hotel estaba, con las asas abiertas, esperando mi añorada mochila. Parece ser que los de la compañía aérea la habían enviado a la única dirección que les constaba. Debo decir que a pesar de la alegría, después de aprender a viajar sin equipaje y con las manos en los bolsillos, también pensé que ahora me veía forzado a cargar durante el resto del viaje con veinte kilos a la espalda, pero no dije nada porque después de todo el periplo todavía esta algo sensible y se pone tontorrona.

Quien viaja a París ve la torre Eiffel y ve la Gran Muralla quien viaja a Gaza. Del mismo modo, el turista en Bangkok suele visitar el barrio de Pat Pong. Al igual que el Barrio Rojo de Ámsterdam, en Pat Pong la industria del sexo se ha convertido en atracción turística. Son calles llenas de 'locales de espectáculos' en que una muchachas, como Buda las trajo al mundo, demuestran una habilidades circenses con aquella parte del cuerpo en que acaban las piernas, y con los pies no hacen nada. Así, tan sorprendente es verlas apagando velas, lanzando dardos o arrojando pelotas de ping-pong al público, como ver entre este matrimonios de alemanes o franceses aplaudiendo divertidos cada número como si estuviesen presenciando el show de la foca Piluca. En general se percibe que aunque alguna hay de natural fogoso y casquivana como La Muelles (moza esta de mi pueblo que tal apelativo recibe por su afición a los colchones de aquella clase), en su mayor parte se encuentran explotadas por el negocio, lo que hace que en conjunto sea algo desagradable y sórdido. Tuve yo en Bangkok una experiencia casi mística. Probablemente los que leáis esto acudáis frecuentemente a peluquerías de reconocido prestigio internacional, como Jofer o Marco Aldany. Sin embargo yo voy siempre a mi viejo peluquero de barrio, que te corta el pelo y listo. En Bangkok me lavaron previamente tres veces la cabeza con masaje capilar de al menos media hora. Me cortaron el pelo a tijera. Más lavado, más masaje. Me cortaron el pelo a navaja. Más lavado, más masaje, un poquito de gomina y me han dejado bien guapetón. Y todo ello por un euro y cuarenta céntimos al cambio. No sé si tanto lavado encierra algún tipo de indirecta, pero me quedé estupendamente. Echas de menos, eso sí, el análisis de la jornada de Liga y alguna crítica al Gobierno. Apenas unas horas después, un taxi nos dejaba en el aeropuerto internacional de Bangkok, rumbo a nuestro próximo destino.

Leer más...

GM | ¿Funcionan los trucos para ganar a la ruleta?


¿Os suena este anuncio? Suele estar en páginas cochinotas, esas que nadie visitamos y todos conocemos, y nos promete un método infalible para desvalijar los casinos online. Pero, ¿esto funciona?

Claro que no. Pero el método es efectivo en la teoría. Vamos por partes: visitamos el vínculo del anuncio para ver qué cuentan. Nos reciben de aquesta manera:

Somos un grupo de 3 amigos de 5º año de exactas de la Universidad Complutense de Madrid: Klóniko, Dígito y Código_binario y la realización de www.probabilidades.net nació de nuestra afición a las matemáticas en relación a las apuestas en el Casino de Torrelodones, Madrid (al que por cierto, los muy cobardes, ya NO nos permiten la entrada) y en RULETAS ON LINE. (Internet) Aquí, de momento, os adelantamos uno de los sistemas más cañeros y efectivos. Paralelamente a esto, en esta Web, acabamos de publicar por primera vez en Internet y a riesgo de que nos maten o algo peor.

"De que nos maten o algo peor". Qué simpática escala de valores. En páginas interiores, los amigos
Klóniko, Dígito y Código_binario -sólo faltaría Cederrón para completar el reparto de 'Hackers'- nos proponen dos métodos robados de la mismísma bóveda de monedas del Tío Gilito para forrarnos cual edil marbellí

El primero es un programa basado en el cálculo de probabilidades, y el segundo, el 'descubrimiento' de los jóvenes azote de Torrelodones, es el famoso método Martingale

Los programas de cálculo estadísitico acumulan los datos producidos y establecen patrones de comportamiento. Esto es, 'canta' que algunas posibilidades se consuman más que otras, siendo éstas opciones más rentables. Una ruleta normal, de las de MundoReal™, no tiene una construcción perfecta; por mucho esmero que se ponga en su fabricación, siempre hay casillas con un milímetro de más que tientan especialmente a la suerte. El programita puede ayudar a encontrar esos fallos. Pero los casinos online disponen de rutinas basadas en el azar. Y, en estos términos, la informática no falla. Cada número tiene exactamente las mismas posibilidades que sus vecinos de recibir la bolita. Y esto es lo que el programa de cálculo estadístico confirmará tras una serie de costosos intentos

Pero la gran aportación de Código_binario & friends consiste en la reenunciación, 54 años después de que Paul Lévy lo hiciese por primera vez, de la teoría Martingale. Aplicado a la ruleta, el método funciona así: Se apuesta una cantidad fija a un color, siempre el mismo; esto se hará constantemente mientras se gane. Cuando se pierda, se debe apostar el doble al mismo color para recuperarnos. Y si se vuelve a perder, se apuesta el doble de lo perdido al mismo color. Así lo explican estos demoledoramente iluminados:


La técnica que recomendamos es sencilla pero DEMOLEDORAMENTE EFECTIVA, consiste en apostar doble siempre que perdamos en la ruleta a rojo o negro.
Empezaremos apostando 1€ al rojo.
Si sale negro, apostaremos 2€ de nuevo al rojo,
Si vuelve a salir negro apostaremos 4€ otra vez al rojo y así hasta ganar la apuesta.
En el momento que hayamos ganado en ese color, empezaremos de nuevo con la apuesta de 1€ en el color contrario hasta ganar la apuesta y así sucesivamente.


Y esto, con la Teoría de la Probabilidad en la mano, da resultado. Lo malo es que el marco práctico, que está hecho un cabrón, nos guarda una sorpresa. Y es que hacer frente a las malas rachas apostando el doble exige tener un fondo para apuestas infinito. Si se dispone de dinero ilimitado, el Martingale asegura ganancias. Pero si no es así, lo que el sistema reporta con certeza es la bancarrota. Al crecer exponencialmente la apuesta cuando se pierde, si estuviésemos jugando dos euros, a los 10 fallos ya habría que disponer de 2.048 pavos para cubrir la siguiente jugada

Pero aquí no acaba todo porque, aunque se dispusiese del crédito necesario, los casinos online no suelen aceptar apuestas de más de 300-400 euros. De este modo, nunca se podría jugar en un rango de probabilidades -cuánto más cerca de la apuesta infinita, mejor- donde el Martingale tuviese algo que decir

La única emoción de utilizar estos métodos es saber cuánto tiempo va a tardar la tía Probabilidad en quedarse con la propina

Leer más...

Hoy suena... 'King of rodeo'

De los Kings of leon, from Tennesee, u know? El grupo, formado por los hermanos Followill y su primo, suenan mucho a garage modernete, pero sin trampas. En unos días que las bandas estafa copan las listas de ventas, es agradabe toparse con formaciones como esta

Leer más...

No sé, como menos banco


Es que tener ahí a alguien que te lo cuenta... hace que el banco parezca... no sé, como menos banco, ¿no?"

No. Precisamente, si algo define el trato del cliente con el banco, es que siempre hay empleados tras cucas mesitas prestos a contarte cómo van a sacarte la pasta

¿Por qué ahora todos los bancos quieren hacernos creer que, en realidad, no son bancos sino monjitas ursulinas?

Leer más...

Jérôme Kerviel, ese héroe

La gente es muy gris. Apenas la banca nos pone en nómina por 100.000 euretes al año, nuestros pensamientos se llenan de Mercedes clase E, bungalows con piscina y algún escarceo eventual con prostitutas de origen libanés. Vamos, lo de siempre

Pero hay quien no; hay quien, ante el cosquilleante estímulo que supone el sobrepago, reacciona de forma cafre. Como Jérôme Kerviel, conocido a partir de hoy como ÉL, que se ha pulido 5.000 millones de la Société Générale apostando en bolsa. Más concretamente, en palabras del director del banco, 'invirtiendo a lo loco'. Y ahora, que le echen un galgo

También hay quien considera que es un estafador. No reparan en que son personas como éstas las que restañan la justicia en la Tierra. Al fin y al cabo, como dice Atilla, sólo ha hecho con el dinero del banco lo que ellos hacen con el nuestro

Leer más...

Luiso por el mundo: Quinto reporte

[texto de Luiso] El volumen de la televisión de los autobuses camboyanos es directamente proporcional a la necesidad que uno tenga de descanso. Cuanto más necesitas dormir más alto ponen unos vídeo-clips horrorosos de baladas estridentes que te hacen pensar que incluso las penas de prisión que por aquí se estilan no son tan desproporcionadas para los autores de tales aberraciones. Fue en uno de estos autobuses con cortinas de fantasía con el que llegamos a Sihanoukville, un pueblecito costero de bonita playa, al final de la cual se encuentra el Tranquility Place, hospedaje que hace honor a su nombre y es regentado por Ian, afable británico que hasta allí ha llevado sus huesos y los de su familia. Ian nos mostró dos habitaciones, de cinco y diez euros. La diferencia estaba en el aire acondicionado. Nos decidimos claramente por la primera, porque pagar diez euros por una habitación doble en primera línea de playa nos pareció carísimo. Nos llamó la atención que la televisión tenía todos los canales ingleses de pago, y en la mayoría estaban retransmitiendo partidos de fútbol de aquel país. Sin embargo Ian nos comentó, mientras leía prensa deportiva y no perdía detalle del Everton-Arsenal, que su familia era muy feliz... si no es porque echa de menos el futbol!

Resumiendo, que Ian tenía, de todos los establecimientos de la playa, el único que poseía un auténtico refrigerador, con lo que podéis imaginar lo que supuso estar tumbado al sol en aquella playa maravillosa, con una jarra helada de cerveza, pensando el frío que tiene que hacer en Madrid, mientras te ofrecen fruta, langosta o collares. Creo que me gusta Sihanoukville. Como la puesta de sol estaba siendo espectacular, nuestra voluntad se tornó laxa y nos dejamos convencer para darnos un masaje en la misma playa. Qué manera de sufrir, oiga. Hora y media de masaje despues, pagamos el euro y medio que costaba al cambio y al incorporarnos descubrimos el cielo totalmente oscuro y la playa iluminada por cientos de velas y antorchas y fuegos artificiales. El panorama era fascinante. A ritmo de reagge, cenamos de una barbacoa junto a una hoguera y decidimos que ya era hora de presentar en sociedad a nuestro viejo amigo Johnnie Walker, quien fue recibido con vítores y alabanzas entre la concurrencia del hotel, entre la que se encontraba un español llamado Manolo, hippie de profesión. Manolo tendrá unos cuarenta años y tiene un aire a Keith Richards, pero más estropeado. Según nos contó, 'trabaja de temporada', es decir, sin descanso durante los meses de verano y con ello saca suficiente para vivir el resto del año, por lo que se pasa meses viajando. Al final Jiménez del Oso iba a tener razón cuando decía que había en el Universo otras formas de vida. Creo que voy a llegar a Madrid bailando claqué y cantando 'Mama, quiero ser hippie'.

Le dijimos que nuestra próxima parada era la isla tailandesa de Ko Chang y nos recomendó ir a la playa de Lonely Beach porque 'mola mucho, tíos, que es mogollón de hippie'. De esta forma, después de despedirnos del Sr. Manolo y del Sr. Walker (D.E.P), trazamos nuestros planes de acuerdo a su propuesta. Como todas las habitaciones desocupadas del hotel se encontraban abiertas, esa noche dormimos en la del aire acondicionado y cuando amaneció, sintiéndonos unos vándalos, regresamos a nuestro humilde alojamiento de cinco euros. Comenzaba entonces sin sospecharlo una larga jornada de viaje.

Desde Sihanoukville tomamos un barco hasta un pueblo cerca de la frontera, a la que llegamos en el remolque de una camioneta. Hecho el trámite del lado camboyano, fuimos a pie hasta el puesto fronterizo tailandés. Desde allí, un mini bus comunal nos llevó hasta Trat, donde cogimos un taxi al puerto y allí un ferry hasta la isla. Se dice muy rápido, pero habían transcurrido más de quince horas de viaje cuando un tuc-tuc local nos dejó en un oscuro camino anunciándonos alegremente: '¡Lonely Beach!'. ¡Y tan lonely! Como que allí no había nadie. Comenzamos a andar buscando un alojamiento, pero pasada la media noche solo habíamos encontrado rústicas cabañas, todas ellas ocupadas. Cargando las cada vez más pesadas mochilas, arrastrando las cada vez más fatigadas piernas, llegamos hasta una especie de construcción de madera y paja con escasa iluminación, donde un thai devoto de Bob Marley nos ofreció por fin un alojamiento. Se trataba de una cabaña de bambú y techo de paja, con suelo -no de piedra, sino de piedras-, dos colchones -por el tacto, también de piedra- y una triste bombilla de luz naranja-mortecino que apenas alcanzaba a iluminar los últimos insectos de la pared.

El baño, que se encontraba a un buen paseo de distancia, directamente carecía de iluminación, y se componía básicamente de un agujero en el suelo y una especie de palangana en la que flotaba un cazo que hacía las veces de ducha. Denegué por tanto a mi maltrecho cuerpo el baño que a gritos me pedía y fui a degustar una cerveza tibia junto a un grupo multinacional de hippies cortados por el mismo rasero que Manolo. 'Bienvenidos a la familia', decían, yaciendo todos por el suelo en similar estado de relajación. 'Habéis tenido suerte, porque este es el mejor sitio de Ko Chang. Es como para pasarse aquí tres meses'. Yo no sé si era por mi estado de cansancio extremo o porque al intentar ponerme las lentillas en esas condiciones me había metido una hormiga en un ojo, pero al pensar vivir allí como los Picapiedra tan sólo un día más me daban ganas de arrancarle la cabeza a alguno de aquellos hippies. ¡La madre que parió al Manolo! Desearía que se pudriese en el infierno si no es porque quiza lo considerase como 'muy hippie, tio'.

Leer más...

Cuando una segunda opinión está de más

Liga italiana -porque un equipo va de rosa- de fútbol sala -porque el campo es pequeñito-. Un portero juega el balón al estilo Clemente, con criterio, y el delantero, que lo recibe en unas condiciones miserables, piensa: 'Ah, ya sé como se soluciona esto, me lo enseñaron los marines'

Un solemne canto a la actuación irreflexiva


www.Tu.tv


Vía Desvariandoando

Leer más...

Luiso por el mundo: Cuarto reporte

[texto de Luiso] No es por presumir, pero soy el que menos cosas tiene de todos los que viajan por Camboya.

El puesto fronterizo de Poi Pei es un auténtico caos. Los coches y el asfalto tailandeses dejan su paso a la tierra y a unos enormes carros de madera cargados de sacos y arrastrados por unos tipos de gorro puntiagudo.

Tras pasar el trámite del lado tailandés, se atraviesa un polvoriento puente hacia el puesto camboyano, donde antes de llegar fuimos asaltados por un sonriente militar que nos invitó amablemente a entrar en lo que dijo era su ofcina. Allí nos explicó que teníamos que pagar unos veinte dólares por los visados. Pero como no teníamos dólares americanos, ni riales camboyanos, ni baths tailandeses (Jesús, que noche), yo le enseñé un billete de cincuenta euros para ver si le sonaba. Él, con la misma cara que tendría si le hubiese mostrado un billete del Monopoly, me preguntó que qué era eso y le respondimos que era dinero y servía para canjearlo por bienes y servicios. Nos pidió el pasaporte, cogió el dinero y nos dijo por señas que se iba a buscar una moto, porque dentro del territorio camboyano conocía un lugar no muy lejos donde podría cambiar nuestro dinero para después desplazarse a otra oficina donde se encontraban físicamente los visados y después del pago oportuno regresaría a donde nos hallabamos con nuestros pasaportes, visados y el cambio de los cincuenta euros. O eso le entendimos, que había que echarle imaginación y tiempo. En todo caso, si hay algo que nos ha enseñado el siglo XX es que los militares camboyanos son muy suyos para sus cosas, por lo que decidimos no contrariarle y nos quedamos en aquella cabaña con decoración asiático -austera fusionada con estilo 'programa de José Luis Moreno'-, mientras un enjambre de moscas revoloteaban tras nuestras orejas.

Veinte minutos más tarde, y contra todo pronóstico razonable, áquel hombre volvió con los pasaportes en regla y el cambio del dinero, ahorrándonos el trámite posterior, que por lo que comprobamos era mucho más largo y tedioso.

Nuestro principal destino en Camboya era, por supuesto, Angkor. Un conjunto de templos tan solo comparable a las Pirámides, la Muralla China, el Taj Mahal o Machu Picchu. Pero para llegar allí teníamos que atravesar una carretera de barro, piedras y baches solo comparable a las obras de Madrid, y el autobús que nos debía transportar hacía ya mucho que había visto sus mejores días (alrededor de la Segunda República, los vería). De hecho, no tenía siquiera un espacio para el equipaje, por lo que uno de aquellos rudos jémeres iba metiendo nuestras mochilas por la ventana mientras otro las reubicaba al final del vehículo. Como no cesaba de subir gente al autobús y allí ya iba faltando espacio, me ofrecí a sustituir al operario de dentro y fui colocando estratégicamente todas las mochilas en la parte de atrás, de manera que una vez que el autobús estuvo completo y arrancó, recolocamos Isra y yo el equipaje para poder ir tumbados durante las casi las siete horas que tardó en cubrir la distancia de doscientos cincuenta kilómetros. Como unos reyes.
Los templos de Angkor son realmente impresionantes. Enormes construcciones comidas en parte por la selva que desafían al tiempo aunque alguno de ellos pierde la apuesta y se encuentra en claro estado de deterioro. Llegamos antes del amanecer y vimos salir el sol completamente solos en uno de los templos. Para mí es una de las maravillas del mundo.

Nuestro siguiente destino ha sido Phnom Penh, capital de Camboya. Nos alojamos en el humilde hotel Indochina, situado frente al río y en la zona más europea, con construcciones francesas de estilo colonial. Una zona muy bonita que esconde en parte la auténtica realidad esa ciudad, con casas de madera desvencijada, mutilados de los jémeres rojos mendigando y mucha miseria. El Palacio es muy vistoso y tiene una pagoda con el suelo de plata, pero fuera de sus muros hay demasiados niños durmiendo en la calle.

Os envío un par de fotos de lo que está siendo la etapa prólogo de este viaje loco. Un abrazo a todos!!

Leer más...

Un hombre -¿un cerebro?-, un voto

Hace poco me encargaron un análisis de las elecciones norteamericanas. Documentándome sobre el electorado encontré este vídeo. Sí, ya sé, ya sé. Es demagógico, está editado con mala baba y más visto que el TBO. Pero merece la pena

Leer más...

El 'toque Ibáñez'

El Periodismo 2.0 trajo bajo el brazo el uso informativo de las animaciones en flash, pero, para mí, hay un antes y un después de esta elaborada por elmundo.es



Leer más...

ESPAÑA vs. U.S.A

¿Dos países diferentes? Desde luego que sí. Pero no tanto como ese fantasma borracho, cachondo, de infinito poder pero de baja autoestima conocido como “EL IMAGINARIO ESPAÑOL” nos ha hecho creer. Durante los siglos XIX y XX los EE.UU se han encargado de controlar, pulir y endulzar la imagen de su sociedad valiéndose de los medios audiovisuales como arma de seducción. Siendo capaces de venderte cualquier patraña, disfrazada por ejemplo de serie para adolescentes, como lo más chulo del momento, lo que más pega y como algo de lo que no puedes prescindir si quieres ser un tío o tía molón/a.

Pues sí amigos, esto han hecho y además con una gran eficacia, consiguiendo que un chico de quince años que ha nacido a ocho mil kilómetros de distancia en un país en el que, hasta hace no mucho, todos los niños querían ser futbolistas o toreros, quiera parecerse más a un personaje que se grapa las orejas al cráneo (un arte discutible) y sale en la MTV, que a una figura internacional de la música como pudiera ser Paco de Lucía por poner un ejemplo de ARTISTA Español.

La cultura estadounidense siempre se ha ensalzado a sí misma, lo cual me parece muy inteligente de cara a reforzar la imagen que pueda proyectar de sí misma hacia el exterior, a su ejercito o para el sector más intelectual del colectivo 'redneck'. Aunque no tanto a la hora de configurar el entramado emocional de sus habitantes, que resumo con la frase: “Suelta ya esa cuchilla que mamá te quiere igual aunque hayas sacado un 9,5". A donde quiero llegar es que no solo la imagen que podamos tener de los 'yanquis' es poco real, sino que además parece que olvidamos el hecho de que poseen miserias y pensamientos impuros...como nosotros.

Bienvenidos a la sección: España Vs U.S.A

ESPAÑA vs U.S.A nº1


Galanes, cincuentones, tienen discos en el mercado que comercialmente funcionan. Si piensas en ellos te hacen sentir esa sensación familiar y hogareña que solo el Tele5 de principios de los 90 podía trasmitir. Y no olvidemos que hay algo en su ADN que les hace gozar del favor de nuestras madres y abuelas, y a nosotros, lejos de molestarnos, nos hace esbozar una leve sonrisa mientras asentimos con la cabeza y pensamos: "que cabronazo más salao"… ¿O no? Si alguien puede decirme que personaje de la farándula estadounidense se parece más a nuestro Bertín solo tiene que decirlo y justificarlo.

Leer más...

Luiso por el mundo: Tercer reporte

[texto de Luiso] Bangkok es una mezcla de ruido, calor, música, colores y unos puestos de calamares secos que tienen un olor nauseabundo y un aspecto repelente y sin embargo cuando los pruebas descubres que su sabor es repugnante. Sin embargo, no sé que tiene esta ciudad que te mete el diablo en el cuerpo. En nuestra primera noche del viaje recalamos en una bonita terraza donde dos hermanos siameses de Siam perpetraban versiones de Nirvana que ya quisieran los Nirvana, y sin apenas darnos cuenta nos fuimos adentrando en el fascinante mundo de las cervezas a dólar. Y puede que sea porque el sol sale por oriente, pero a mi me parece que amaneció muy pronto y nos sorprendió Lorenzo enfrascados en un intenso debate con nuestro nuevo amigo Johnny Walker.

La tarde anterior, mientras suspiraba por esas costuras de mi mochila que la hacían tan coqueta, me había informado de que a las siete y media de la mañana salia un autobús hacia Camboya. Eran las siete y diez y empezaba a ser hora de plantearse el pagar la cuenta. Como Bangkok se iba a cruzar de nuevo en nuestro camino, decidimos ir corriendo en zig-zag al hotel y dejar allí el equipaje de Isra para recogerlo a la vuelta, llevando con nosotros solo lo imprescindible para nuestra etapa camboyana. Exhaustos, llegamos al autobús cuando este arrancaba, pero antes de subir, Isra con aspecto pensativo me toco el hombro.

- No se, Luis, no lo veo claro.
- Pero si hemos llegado al autobús, ¿qué es lo que no ves claro?
- Pues que nos vamos a pasar diez días en un país extraño llevando con nosotros solamente un neceser y una botella de whisky.

Era cierto. En nuestra inconsciencia beoda habíamos cogido lo que único que consideramos absolutamente imprescindible y habíamos dejado otras menudencias como las pastillas para la malaria o dinero. Ahora estábamos allí, portando esos dos únicos enseres ante la perpleja mirada del conductor del autobús, de quien nos despedimos elegantemente agitando ante nosotros la botella de Johnny Walker.

Sin dormir, y borrachos como un ministro, recogimos algunos efectos más del hotel, y nos concentramos en negociar el precio de un taxi hasta la frontera de Camboya. Árdua tarea, pues si el idioma de la Pérfida Albion ya suena de por si raro en nuestras bocas, en áquel estado más que Pérfida era torpe y mamarracha.

Contratamos los servicios de un gentil taxista que amablemente accedió a transportarnos hasta la frontera al módico precio de un Congo, y nos metimos en el taxi. Sin embargo tras callejear un rato, el taxista nos condujo hasta una humilde casa, donde se apeó y tras pasar unos minutos en su interior, regresó del brazo de un anciano. 'Mi abuelo', dijo. Nuestra inicial mirada de perplejidad fue en aumento cuando ambos se despidieron y el humilde anciano, colocándose unas gafas de garrafa, se sentó al volante del vehículo y comienzo parsimoniosamente a conducirnos hacia la frontera camboyana.

Y fue en aquel trayecto infernal de cinco horas al calor de enero cuando Isra y yo llegamos a la conclusión de que tras la primera noche de locura, debíamos dejar atrás la tónica inicial del viaje y la que acompaña a la ginebra, e hicimos firme propósito de enmienda. Ya somos buenos.

Leer más...

Dos que se van

Sustituya a un Gallardón por un Zaplana y obtendrá un fracaso electoral

Una decisión que acerca dos salidas; la de Gallardón del partido y la de Rajoy de foco, allá por marzo

Leer más...

Luiso por el mundo: Segundo reporte

[texto de Luiso] Yo había escuchado que viajando se pierde peso, pero no sabía que se referían a esto. Acabo de llegar a Bangkok y ya he perdido dieciocho kilos. Concretamente los dieciocho kilos que pesaba mi mochila. Así es; cuando se ha detenido ese tiovivo de la angustia que es la cinta de equipajes, mi tímida mochila se había negado a comparecer ante toda aquella gente extraña. En el mostrador de reclamaciones una chica de sugerente nombre (Porn se llama), me ha dicho que firme un papel, que ya me llamarán. Me explicó que seguramente por error mi equipaje se hubiese embarcado a cualquier otro aeropuerto del mundo, lo cual me dejó mucho más tranquilo.

El caso es que me encuentro en Tailandia a treinta grados, con una humedad de una burrada por cien, vistiendo unos vaqueros y camiseta de algodón de manga larga, y debo estar haciendo el ridículo, porque tampoco es normal que la gente sonría tanto. En este punto y dada la circunstancia de que el viaje que tenemos entre manos no es precisamente un fin de semana en Soria, procedí a hacer una recapitulación.
El pequeño bolso de mano con el que he volado contiene prácticamente lo imprescindible para sobrevivir: pasaporte, tarjetas y las cámaras de foto y vídeo. Todo lo demás -me he dicho- es sustituible: ropa, neceser, calzado... y Bangkok es buen lugar para hacer unas compras, empezando por la propia mochila. De modo que Isra y yo, hemos valorado la situación y finalmente hemos decidido hacer lo que todo hombre sensato haría: tomar un taxi hasta Khao San Road y brindar por todo el tiempo que he malgastado pensando si llevaría suficientes calcetines. Como no había demasiado tráfico, el taxi solo ha tardado dos horas y cuarto en llegar a nuestro destino.
¡Como me gusta Khao San! Se trata de una calle peatonal con un número infinito de luces de neón, bares estridentes, puestos de comida, vendedores de todo lo pagano y de lo humano y lo más granado del ambiente mochilero en Asia. Nuestros pasos se han dirigido al Khao San Palace Hotel, que si poco tiene de Hotel, mucho menos de Palace; pero toda vez que no teníamos previsto mas reserva que el del rioja de la víspera, nos tocó peregrinar por esta fascinante calle hasta dar con una habitación lúgubre y tan espartana que ni el mismísimo Atila hubiera pernoctado por no desenvainar contra tanta chinche. Y previas las cervezas señaladas, en esta situación nos hallamos, resistiendo inalterables las embestidas del destino y dispuestos a partir mañana hacia Camboya con las manos en los bolsillos.
Se os quiere.

Leer más...

¡Control de natalidad FRIKI ya!

No se puede permitir este atentado contra la familia. ¡Gobierno, regulación!

BASADO EN HECHOS REALES

Leer más...

Luiso por el mundo: Primer reporte

Luiso, chamán de champanes, está dando la vuelta al mundo. Por su incuestionable interés, reproduciré en DHB sus periódicos reportes (podéis verlos todos seguidos abajo a la derecha, pinchando en la etiqueta 'VUELTA AL MUNDO')¡Suerte, señor!

"Lo bueno deja de ser bueno cuando lo que esperas es mejor". El título de esta canción refleja lo que han sido mis últimos días en Madrid. Han pasado las Navidades, me he visto con un montón de amigos y me he despedido del trabajo, pero no he podido disfrutar plenamente de ello. Mientras brindaba por el año nuevo mi cabeza buscaba la manera de conseguir un visado para Camboya y miraba las cabezas de los langostinos como si pudieran decirme a cuanto cotiza el Bath.

Y es que, como muchos sabéis, hoy comienzo un viaje en dirección Este con la intención de llegar, si Colón estaba en lo cierto y no caigo en el abismo, por el Oeste. Me voy a dar literalmente la vuelta al mundo. Finalmente no viajo sólo, me acompaña mi colega Isra. Y a menos que me marquéis como correo no deseado, amenazo con informar puntualmente de todo ello. Un abrazo.

"Me voy a dar una vuelta". Phileas Fogg.

Leer más...

Do the evolution

Extracto de una entrevista realizada a Mike Huckabee, candidato republicano a la presidencia de EE.UU

-Presentador: Señor Huckabee, ¿de verdad no cree usted en la teoría de la evolución?
-Huckabee: Creo que dios hizo el cielo y la tierra. ¿Cómo lo hizo? No lo se, pero no creo que todo sucediese aleatoriamente, sin ningún diseño"


Si él, pastor baptista, no lo sabe... ¿qué enseña a sus feligreses?

Es ridículo, ominoso, que a estas alturas se siga debatiendo sobre dioses. Y más aún que un candidato a persona más poderosa de La Tierra comulgue con estas sandeces

Leer más...

Van Nistelrooy, entre nosotros hasta 2010

Para mí es un honor formar parte de la historia del Real Madrid. Es un día maravilloso"
No Ruud, el honor es para el Real Madrid, que podrá contar con el mejor delantero del mundo dos años más

Leer más...

GM | ¿En qué consiste la fusión del núcleo (del reactor)?

Los compadres de Astérix temen que el cielo les caiga sobre la cabeza, los católicos que se acabe con la familia y Homer Simpson que su negligencia provoque una fusión del núcleo

Los dos primeros temores están basados en arcaicas convicciones religiosas. Pero... ¿en qué consiste exactamente la temida fusión del núcleo en las centrales nucleares?

Una precisión a priori. El concepto de 'fusión del núcleo' entendido como fenómeno que desencadena un accidente nuclear no es del todo correcto. En esencia la fusión del núcleo es el proceso básico por el cual las centrales nucleares crean energía. Consiste en la unión de dos núcleos atómicos para crear un tercero de mayor peso atómico, un fenómeno que libera mucha energía

No obstante, al tratar de evitar la fusión del núcleo para ahorrar al personal aberrantes mutaciones, se hace referencia a la parte interna del reactor, a su núcleo. Exactamente, al derretimiento -y consecuente fusión- de sus componentes, entre ellos el combustible radioactivo

La controversia entre ambos términos se crea por escamotear un complemento directo. Por lo tanto, no es lo mismo la fusión del núcleo -o nuclear- que la fusión -o derretimiento- del núcleo del reactor

Para explicar el funcionamiento y fallo de un reactor nuclear podemos echar mano del accidente de Chernobyl en 1986. Es un buen ejemplo porque su estructura, al ser un modelo antiguo, es más sencilla de comprender

La estructura del núcleo del reactor 4 de la central nuclear de Chernobyl, un modelo soviético RBMK, está representada a la izquierda

En la parte interna, de color oscura, se encuentra el combustible, en este caso Uranio238. En esta zona se produce la fisión del átomo, reacción que provoca energía y calor. A su vez está rodeada de agua depurada, que cumple dos funciones: por una parte refrigera el núcleo y, por otra, cuando se va calentando produce un vapor que se transforma en energía por la acción de las turbinas de la parte superior. Para moderar el proceso controlado de fusión existen unas barras de grafito que, por motivos científicos que soy incapaz de asimilar, estabilizan el proceso de fusión atómico

Resumiré en la medida de lo posible lo acontecido en Chernobyl el 26 de abril de 1986. Se estaba sometiendo a una prueba de seguridad -qué ironía- al reactor 4 de la central. Se había establecido rebajar la potencia del mismo a 1000 MW -dos tercios menos de lo habitual- para reducir riesgos en la operación. Sin embargo, la descordinación de los operarios hizo caer la potencia hasta los 30 MW. En estas bajas potencias se produce un exceso de Xenon135, un componente que envenena la fisión al absorber neutrones. Por la presión de los supervisores, los operarios optaron por continuar el experimento a 200 MW de potencia en lugar de los 1000 MW previstos por falta de tiempo. Con esta potencia, la presencia de Xenon132 sigue siendo alta, y condiciona la fisión, por lo que los operarios decidieron retirar todas las barras de grafito -que estaban moderando tranquilamente- para mantener la potencia

El experimento falló y se procedió a cortar la corriente eléctrica externa. Esto apagó las turbinas, y se evitó en primera instancia la sobrecarga, pero también se desconectaron las bombas de agua. Sin éstas, el agua que refrigeraba el núcleo comenzó a calentarse hasta convertirse en vapor. Los operarios introdujeron las barras de grafito de nuevo, pero con el combustible tan caliente sólo se consiguió agravar la situación. El vapor, que ya no era aprovechado por las turbinas, se acumuló en las tuberías hasta hacerlas reventar. Esta explosión deslabazó el sistema hidraúlico al completo, desperdigando todo el agua contenida en las bombas. El líquido hirvió rápidamente y, al aumentar la presión por la presencia creciente de vapor, el techo del reactor saltó por los aires

El reactor, que es un espacio sellado, recibió entonces la letal visita del oxígeno. Éste provocó la combustión espontánea de las barras de grafito insertas en el combustible -mezclándolos, dando lugar a la célebre fusión del núcleo del reactor- y una reacción en cadena que culminó en una inmensa detonación que liberó 500 veces más carga radioactiva que la bomba de Hiroshima. El resto es historia

PD: gracias por llegar al final, se que ha sido duro. Si ha aclarado algo a alguien, me doy por satisfecho

Leer más...

Éver Banega

19 años, mediocentro, cantera de Boca. Acaba de fichar por el Valencia. Quizá ahora su nombre no os suene de nada, pero id familiarizándoos con él

Leer más...

La Policía Nacional busca conjugador (con hexperiencia)

Imagen de la oficina de denuncias de la comisaría del distrito de Chamberí, en Madrid

Dos cartelitos en la puerta, dos cagadas. Sin fallo

La primera, la habitual costumbre española de no diferenciar entre el imperativo y el infinitivo. ¿Acaso tiene algún sentido la frase "Apagar el móvil antes de entrar [...]"? ¿Por qué se emplea una forma no personal para dirigirse directamente al interlocutor? ¿Es 'apaguen' una construcción atrevida para el ciudadano?

Respecto al cartel de abajo... ya me gustaría conocer al iluminado que detectó el error de concordancia y rehizo justicia gramatical con esa indecorosa 'n' final

En la comisaría también me enseñaron un nuevo vocablo:
'diligenciosamente'

PD: alguno se preguntará... ¿por qué estaba Guyb en la comisaría? Mi nombre salió en la investigación de un turbio incidente que desencadenó en la violación masiva de los miembros de un belén humano

Leer más...

Hoy suena... 'Across the Universe'

Compuesta originalmente por The Beatles, ha sido versionada en múltiples ocasiones por ilustres como Pink Floyd, David Bowie, Texas o Fiona Apple entre otros

Pero hoy la música comparte protagonismo con el arte. Os presento a tatho241006, un joven mejicano que con el sencillísimo Paint es capaz de hacer cosas como estas. ¡Autor, autor!


Leer más...

Wanna play? Donkey Kong

Como decía Platón, la tecnología va que se las pela. Ya se puede jugar a la NES vía web. A alguno se le va a caer una lagrimilla...

Donkey Kong
FECHA DE LANZAMIENTO: 1982
A petición de la audiencia, el segundo juego de esta sección es Donkey Kong. Es ésta la primera versión del programa, muy conocida por suponer la primera aparición de Mario, el fontanero de Brooklyn

TECLAS
Dirección=FLECHAS---A=Z---B=X ---Start=ENTER---Select=SPACE

Recuerda que para jugar necesitas tener instalado JAVA

Leer más...

Wanna play? Double Dragon II

Double Dragon II
FECHA DE LANZAMIENTO: 1990
Aunque el original es mucho mejor, la única versión presentable para NES fue este Double Dragon II

TECLAS
Dirección=FLECHAS---A=Z---B=X ---Start=ENTER---Select=SPACE

Recuerda que para jugar necesitas tener instalado JAVA

Leer más...

Wanna play? Super Mario Bros 3

Como decía Platón, la tecnología va que se las pela. Ya se puede jugar a la NES vía web. A alguno se le va a caer una lagrimilla...

Super Mario Bros 3
FECHA DE LANZAMIENTO: febrero de 1990
Super Mario Bros 3 fue el testamento de NES. El mismo Miyamoto, creador de Mario, lo advirtió tras su publicación: "Hemos alcanzado el tope técnico de la consola. Con lo que hay, no se puede hacer mejor"

TECLAS
Dirección=FLECHAS---A=Z---B=X ---Start=ENTER---Select=SPACE

Recuerda que para jugar necesitas tener instalado JAVA

Leer más...